VW Navarra plantea flexibilidad para el tercer modelo

NATV
-

La dirección de Volkswagen Navarra ha presentado este viernes al comité de empresa su propuesta de acuerdo para optar a producir el tercer modelo de la fábrica, que requeriría de una mayor flexibilidad para cumplir el programa productivo asignado.

VW Navarra plantea flexibilidad para el tercer modelo - Foto: ARCHIVO

El texto definitivo que se acuerde se remitirá a la central de Wolfsburg (Alemania), con el objetivo de conseguir la adjudicación de un nuevo vehículo para la planta navarra, que se uniría a los modelos Polo y T-Cross que se producen ahora, ha informado la empresa en un comunicado.
Wolfsburg transmitió la semana pasada a los representantes de la planta de Landaben la necesidad de comprometerse a cumplir los objetivos de productividad encomendados, demandó un incremento en el número de coches que se producen a diario y apremió a ambas partes a alcanzar un acuerdo del tercer modelo antes del próximo 6 de julio.
En el documento presentado por la dirección se destaca la importancia que poseen el cumplimiento del programa productivo de este año y la consolidación de la fábrica como referente, dentro del Grupo Volkswagen, en términos de productividad.
En la propuesta de la dirección se resalta que una decisión favorable para la fábrica le daría mayor estabilidad de producción en programas productivos anuales elevados, conllevaría inversiones adicionales de forma más continuada y, sobre todo, permitiría disponer de un "modelo puente" para el coche eléctrico. 
La propuesta de acuerdo contiene seis medidas, tres de ellas asociadas al cumplimiento del programa productivo de 2019 y otras tres, a las medidas de competitividad.
En cuanto al cumplimiento del programa, en el documento se apuesta por aplicar las medidas de flexibilidad del convenio colectivo para la realización del programa productivo, priorizando los desplazamientos de pausa en los turnos necesarios hasta final de año y la realización de sábados voluntarios. 
Además, se plantea el desplazamiento de un turno de trabajo de julio a agosto con las condiciones que se pactarán en el Acuerdo de Cambio Sustancial de Condiciones de Trabajo. 
Por último, con el objetivo de mantener la fábrica productiva todos los días posibles hasta final de año, la propuesta contempla organizar el disfrute de los 4 días de jornada industrial, de manera rotatoria, de tal forma que ningún empleado trabaje por encima de los 216 días en 2019. 
Respecto a las medidas de competitividad, la propuesta concreta que se aumentará la capacidad productiva de la fábrica a 1.438 coches al día, con el objetivo de cumplir los exigentes programas productivos y mostrar la competitividad de la planta. 
Si finalmente el Consorcio asigna un tercer modelo a Volkswagen Navarra, esta medida se implementará a partir del momento en el que se adjudique el coche. 
También en el apartado de la competitividad, en el documento se propone acordar las medidas necesarias para el cumplimiento de los próximos lanzamientos.
Por último, si los volúmenes productivos lo requieren, ambas partes se comprometerían a estudiar medidas de flexibilidad, como turnos de trabajo o desplazamiento de pausas, que garanticen la competitividad de la empresa. Todas estas medidas van encaminadas a conseguir anualmente los objetivos de productividad previstos.
Entre las consideraciones finales de la propuesta se recoge el objetivo de aumentar el número de proveedores en Navarra y, en consecuencia, posibilitar el incremento del empleo asociado en la industria del automóvil.
Kerstin Scholz, directora de Recursos Humanos de Volkswagen Navarra, ha señalado que esta propuesta quiere convertirse en la mejor herramienta “para alcanzar la adjudicación de un tercer modelo, que permitiría afianzar la estabilidad de la planta, tanto en términos de producción como de empleo, y nos situaría como una alternativa favorable dentro del estratégico desarrollo que plantea el Grupo Volkswagen en materia de electromovilidad”.