Maya critica a la oposición por "no querer negociar"

NATV
-

Maya acusa a la oposición de "primar sus intereses partidistas sobre la ciudadanía" al no aprobar los Presupuestos. El gobierno municipal de Pamplona dice que la prórroga presupuestaria va a suponer un recorte de 27,6 millones de euros.

Maya critica a la oposición por "no querer negociar"

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha expresado su "profunda tristeza" por que la capital navarra "no va a tener Presupuestos porque los partidos de la oposición han primado más sus intereses partidistas" sobre el "interés de la ciudadanía".

En este sentido, ha afirmado que "las razones para que no se apruebe el Presupuesto de Pamplona están en el juego de mayorías que hay en el Parlamento de Navarra, incluso en el Gobierno de Navarra y España". "No son razones de Pamplona", ha aseverado.

Enrique Maya ha comparecido este jueves en rueda de prensa, junto con la concejala de Servicios Generales del Ayuntamiento de Pamplona, María Echávarri, después de que los tres grupos de la oposición -PSN, Geroa Bai y EH Bildu- hayan anunciado su rechazo al proyecto de Presupuestos del gobierno municipal.

Maya ha explicado que se ha reunido con PSN y Geroa Bai "para ver si había opciones de diálogo" y que se han detallado los Presupuestos en las diferentes comisiones del Consistorio. Sin embargo, ha indicado que "desde el principio vimos que la negociación era imposible" y ha criticado que "ni un sólo minuto" de estas reuniones se ha dedicado a hablar de las cuentas. Igualmente, ha censurado que la oposición "no ha presentado ni una sola enmienda" al proyecto.

Así, ha rechazado el argumento esgrimido por Geroa Bai al calificar las cuentas de "continuistas" y ha manifestado que "nunca en mi vida había conocido que alguien que ha estado gobernando, por lo tanto ha presentado sus Presupuestos, diga que no a los presupuestos del que viene después diciendo que son continuistas". En este sentido, ha destacado que el 50% de inversiones en el proyecto presupuestario "es para dar salida a inversiones que se aprobaron en la legislatura anterior".

Mucho más duro ha sido con el PSN que "dice que los Presupuestos no responden a las prioridades de su partido y que les influye la actitud de Navarra Suma con el Gobierno de Navarra y de España". Maya ha considerado "un insulto para Pamplona que se ponga eso en la balanza". "Pamplona no merece ser castigada por negociaciones de un ámbito que no es propio de Pamplona", ha añadido. Además, ha resaltado que los programas electorales de NA+ y PSN para Pamplona "coinciden en 169 de 331 propuestas".

"No voy a aceptar que digan que soy el responsable de que no haya diálogo", ha espetado el alcalde de Pamplona, que ha asegurado que "el problema es que el PSN ha cambiado las reglas del juego respecto a las que eran habituales en Navarra hasta ahora, que era buscar acuerdos preferentes con Navarra Suma".

"Nosotros siempre hemos dicho lo mismo", ha remarcado Enrique Maya, que ha agregado que "lo que no vamos a hacer es dar el paso para decir que con Bildu no pasa nada". Una formación, ha dicho, que "tiene muchas cosas que resolver, por ejemplo condenar a ETA, y para nosotros es una línea roja".

Abocado al rechazo de su proyecto de cuentas, Maya ha explicado que el gobierno municipal va a trabajar ahora en modificaciones presupuestarias que "permitan suavizar el problema de tener unos presupuestos prorrogados". En este sentido, se ha abierto a negociar estas modificaciones con el PSN y Geroa Bai. Y ha advertido de que "si no tenemos pronto modificaciones presupuestarias tendremos que parar máquinas en varias cosas", entre las que ha puesto como ejemplo el parque y urbanización del barrio de Txantrea.

RECORTE DE 27,6 MILLONES

Por su parte, la concejala de Servicios Generales, María Echávarri, ha asegurado que la prórroga prespuestaria va a suponer un recorte de 26,7 millones en 2020, 11,2 millones en gastos de funcionamiento -gastos de personal, de bienes y servicios, y de transferencias corrientes- y 16,3 millones en inversiones.

Ha precisado que el saldo oficial a 1 de enero de 2020 va a ser el del último Presupuesto aprobado, que fue el de 2018, y "no se pueden hacer comparativas" con las cuentas de 2019, que fue prorrogado. Así las cosas, el crédito oficial partirá de 188 millones de euros frente a los 215,6 millones contemplados en el proyecto de presupuestos.

Echávarri ha indicado que "parte de estos déficits podríamos llegar a corregirlos, pero no todos" y ha explicado que en los gastos de funcionamiento "podremos corregir algo mediante subvenciones finalistas que ya van destinados a un fin concreto", como convocatorias de empleo social, escuela taller, escuela de música y financiación de montepíos, que podrían llegar a los 4,7 millones.

La edil ha explicado que las modificaciones presupuestarias dependerán del superávit que haya a cierre de 2019 y de las normas contables y financieras.

María Echávarri ha expresado el compromiso de Navarra Suma con Pamplona que "está por encima de los intereses partidistas, nacionales y autonómicos". Por eso, ha remarcado, el equipo de gobierno decidió llevar a cabo las Inversiones Financieramente Sostenibles que habían quedado pendientes.