Gabriel Imbuluzqueta recibe el premio Txondorra

NATV
-

El periodista advierte de la sustitución de tradiciones populares por otras foráneas

Gabriel Imbuluzqueta recibe el premio Txondorra - Foto: NATV

El periodista Gabriel Imbuluzqueta ha recibido este martes el Premio Txondorra Carbón Vegetal 2019, mostrándose "agradecido" y "muy honrado" por ello. Durante su intervención, ha advertido de que "hemos dejado perder las últimas décadas tradiciones populares nuestras, para someternos a otras foráneas, de alguna forma similares, que imponen las modas, la televisión, el cine, la publicidad, como por ejemplo, la de Halloween".

El premio Txondorra, que le ha sido entregado por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, está promovido por la Asociación de Amigos de Olentzero en colaboración con el Consistorio pamplonés y reconoce a una persona o institución que contribuye con su trabajo a potenciar y desarrollar la cultura popular y tradicional.

Gabriel Imbuluzqueta Alcasena (Elizondo, 1945) es doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra con una tesis sobre la prensa navarra en el siglo XIX. Fue redactor de Diario de Navarra desde 1976 hasta su jubilación en 2010 y a su faceta como periodista hay que añadir su trabajo en el campo de la etnografía, destacando sobre todo en temas relacionados con la artesanía.

Ha sido reconocido la Cruz de Carlos III el Noble por su contribución al fomento del patrimonio cultural navarro, con el I Premio Periodístico Internacional San Fermín, convocado por el Ayuntamiento de Pamplona (1980), el I Concurso Periodístico sobre Artesanía Navarra, convocado por la Diputación Foral de Navarra (1983) y el Premio Teobaldo al mejor trabajo periodístico de promoción de los atractivos turísticos de Navarra (2010).

En el acto de entrega en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial, que pone fin a la quinta edición de este premio, además del alcalde de Pamplona, han participado la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola; representantes de la Asociación Amigos del Olentzero y miembros de la Corporación municipal y del jurado. Tras la entrega del premio dos dantzaris de la asociación han interpretado 'Olentzero dantza'. La música ha corrido a cargo del grupo de txistu Hego Haizea.

Durante su intervención, Gabriel Imbuluzqueta ha hecho un repaso sobre la historia de Olentzero, señalando que, aunque sabía de su existencia, le costó saber de él. "En mi niñez, adolescencia y primera juventud fue un auténtico desconocido. Entró en mi vida cuando comenzó a salir a la calle en la Nochebuena pamplonesa y, sobre todo, cuando una docena de años después, un 24 de diciembre de 1969, hoy hace exactamente 50 años, un grupo de jóvenes recreamos el personaje en Elizondo, con la sorpresa de gran parte de los vecinos que no sabían ni qué estábamos haciendo ni quién era ese personaje tan raro que llevábamos procesionalmente, en andas, entre cantos y pasacalles. Aquel Olentzero, aun siendo el mismo, era distinto al de hoy", ha destacado.

Imbuluzqueta ha afirmado que "hoy, para muchas generaciones, posteriores a la mía por supuesto, Olentzero es un personaje de siempre, de toda la vída". "Algún día, cuando pueda entenderlo, le contaré a mi nieto Aritz que, cuando yo era pequeño, en la gran mayoría de las casas no conocíamos a Olentzero, ni él se nos había acercado nunca", ha señalado.

El periodista ha explicado algunos detalles sobre Olentzero, como por ejemplo que "vive de su trabajo de carbonero, pero, ¿qué es el carbón?". "Habrá que explicarlo porque los niños hoy no lo conocen ni lo han visto usar en las cocinas. Y más vale que ha desaparecido la faceta terrorífica que lo acompañaba en algunos pueblos de la Montaña navarra, donde el '¡que viene el coco!' era sustituido por el '¡que viene Olentzero!'", ha apuntado.

A continuación, ha destacado que "las tradiciones populares, así llamadas porque las generó y transmitió el pueblo, si cambian es porque alguien lo quiere y el pueblo así lo acepta y asume". "En esto, el pueblo es soberano", ha apuntado.

Sin embargo, ha lamentado que "la pena es que por desidia o por un esnobismo mal entendido, hemos dejado perder las últimas décadas tradiciones populares nuestras (hoy todavía quedan algunos rescoldos entre las cenizas), para someternos a otras foráneas, de alguna forma similares, que imponen las modas, la televisión, el cine, la publicidad, como por ejemplo, las de Halloween o el silencio, cabalgata aparte, de la noche de Reyes".

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha destacado que a Gabriel Imbuluzqueta "le distingue su afición de rebuscar entre las tradiciones, de investigar cómo era nuestra vida cotidiana en el pasado, y excavar entre leyendas, oficios antiguos, recuerdos y folclore, hasta encontrar nuestras raíces, en un tiempo en el que es más necesario que nunca buscar para encontrarnos". "Es un maestro en recuperar un mundo menos explorado de lo que merece, el de los artesanos, el de la etnografía, el que nos cuenta de dónde venimos, como somos y que nos ayuda a conocernos mejor", ha afirmado.

Maya ha señalado que "este premio quiere ser un reconocimiento pero sobre todo un sincero y profundo agradecimiento" al periodista y a su familia. "Gracias por tu trabajo, por tu forma de ser, por esa curiosidad que tienes y por ese buen hacer", le ha dicho a Imbuluzqueta.