Proponen nuevos aparcamientos subterráneos en Pamplona

NATV
-

El documento se ha presentado este miércoles en Gerencia de Urbanismo y recoge propuestas de ordenación urbanística de la zona

Proponen nuevos aparcamientos subterráneos en Pamplona - Foto: ARCHIVO

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona ha conocido este miércoles el diagnóstico, anteproyecto y alternativas del Plan Especial de Actuación Urbana y Protección (PEAUP) del Primer Ensanche, un documento que recoge aspectos básicos de ordenación urbanística de esa zona.

El equipo redactor de Chocarro y Urmeneta S.L.P., adjudicatario de este contrato, ha expuesto los detalles de un trabajo que recoge diferentes propuestas, alternativas y estrategias para el Primer Ensanche, ha explicado el Consistorio pamplonés en una nota.

En concreto, el Plan Especial de Actuación Urbana y Protección es un proyecto que pretende la actualización de la ordenación realizada en 2007, atendiendo a las nuevas necesidades que van surgiendo en una zona como el primer Ensanche. El documento del PEAUP estructura las propuestas en cuatro bloques, movilidad, edificación, espacio público y espacio privado, y realiza también un avance de la viabilidad y sostenibilidad económica de las intervenciones propuestas, intervenciones que se llevarían a cabo en suelo público, en base a los precios medios de la construcción en el momento actual.

En busca de ganar espacio al peatón en el Primer EnsancheEn busca de ganar espacio al peatón en el Primer Ensanche - Foto: Ayuntamiento de Pamplona

La fase de diagnóstico, anteproyecto y posibles alternativas de ordenación dentro del PEAUP del Primer Ensanche incluye un proceso de participación que, en parte, ya se ha llevado a cabo mediante una encuesta y varias sesiones informativas. Se cumplimentaron 35 encuestas y se recogieron más de 200 comentarios o sugerencias. Se deben realizar aún las sesiones participativas 'de retorno' al público interesado antes de acometer la fase tres, la redacción del anteproyecto, como documento tramitable que deberá someterse a exposición pública.

RADIOGRAFÍA

Según recoge el documento del PEAUP, la población del Primer Ensanche es de 1.827 personas, 835 hombres y 992 mujeres. Desde 1991, cuando la población alcanzó su máximo con 2.466 personas, hasta 2019 la población de la zona ha decrecido en un 25%. El Primer Ensanche es una miscelánea de tipologías arquitectónicas que mantiene dos unidades formales: por una parte, la estructura urbana del diseño primigenio del arquitecto Julián Arteaga a principios del siglo XX; y por otra, el espacio antiguamente ocupado por instalaciones militares entre el Ensanche primigenio y la avenida del Ejército, donde se construyeron las viviendas de los militares.

El Primer Ensanche cuenta con 23 edificios de uso residencial que son viviendas de tamaño medio-grande, con un grado de ocupación entre el 97,5 y el 98,5%. El ratio de ocupación de cada vivienda es de 2,27 personas por cada piso. Un 42% de esas viviendas tienen 150 metros cuadrados o más. Doce portales no cuentan con ascensor, lo que afecta a 136 viviendas (un 16,39% de las existentes en el barrio). El 59% de las viviendas y locales tiene una certificación energética E.

Existen un total de 16 edificios protegidos, con grado 2 o grado 3. El catálogo de protección vigente incluye en la categoría 'recintos' el foso situado junto al edificio Singular, que forma parte del recinto amurallado de la ciudad y como 'elementos' tres piezas de ornato, dos de ellas ubicadas en la calle Navas de Tolosa y una tercera en la calle Ciudadela.

APARCAMIENTOS SUBTERRÁNEOS

Uno de los objetivos para el Primer Ensanche es reducir el número de vehículos y adecuar los espacios urbanos para uso y disfrute de la ciudadanía. Se apuesta por una movilidad que fomente la conectividad peatonal entre barrios con dos ejes transversales que cruzan de norte a sur el Primer Ensanche y que, a través de las calles Julián Arteaga y General Chinchilla, conectan con Iturrama, la Ciudadela y el Casco Antiguo.

Se fortalece también el eje peatonal que desde el barrio de San Juan llega al Casco Antiguo a través de las calles Navas de Tolosa o Bosquecillo. Esta apuesta por la sostenibilidad requiere llevar a cabo actuaciones de recuperación del espacio urbano (plazas, calles) dotándolo de calidad urbana y ambiental, así como fomentar y mejorar los itinerarios peatonales interiores del barrio y fomentar el uso del transporte colectivo y los itinerarios ciclistas, han indicado desde el Consistorio pamplonés.

Las actuaciones de mejora urbana en movilidad se completan con la previsión de aparcamientos subterráneos y la reducción del número de aparcamientos en superficie. En la actualidad, el Primer Ensanche cuenta con 1.369 plazas de aparcamientos (506 en superficie y 863 vinculados a viviendas).

El PEAUP propone reducir los aparcamientos en superficie a 140 plazas y compensar esa pérdida con plazas en aparcamientos subterráneos de nueva creación. Se mencionan cuatro ubicaciones posibles, en la calle Julián Arteaga, en la calle Sandoval, en la calle Navas de Tolosa y en la parcela 1151 Pol. 2 (parcela de propiedad privada).

EDIFICABILIDAD Y DIVISIÓN DE VIVIENDAS

Respecto a la edificación, se proponen diferentes medidas relativas la eficiencia energética, la división de las viviendas o el impulso de la actividad profesional. Con el objetivo de reducir el número de locales vacíos y aumentar la actividad del barrio se propone que las nuevas actividades profesionales se implanten en las plazas bajas de los edificios de uso residencial.

Se propone no permitir nuevas oficinas o despachos profesionales en plantas elevadas de edificios residenciales, excepto en plazas destinadas a dicho uso como pueden ser las entreplantas.

Se permitirán también las actuaciones de mejora de la eficiencia y eficacia de los edificios a través de la intervención en fachadas, principales e interiores, sin que ello constituya incremento de la superficie construida ni la modificación de las alineaciones. Podrán llevarse a cabo por medios de actuaciones directas sin necesidad de tramitar un estudio de detalle. Esta determinación no será de aplicación en fachadas principales de edificios protegidos, cuya regulación se establecerá en el Catálogo.

Asimismo, se refleja la posibilidad de la división de viviendas, una medida que, en el Primer Ensanche, con más de un 40% de pisos de más de 150 metros cuadrados, puede aumentar la oferta en 240 viviendas, un 30% más de las existentes en la actualidad. Se propone igualmente que exista la posibilidad de incrementar la edificabilidad y el volumen construido de los edificios a propuesta de las comunidades de propietarios.

ESPACIO PÚBLICO Y PRIVADO

Por otro lado, el PEAUP plasma la posibilidad de generar un paso de peatones que enlace el foso de la Ciudadela frente a la calle Julián Arteaga con el espacio desdibujado en torno al muro del foso, que además fomenta una mejor conectividad peatonal entre barrios.

La implantación de usos y actividades culturales y de ocio en el foso de la Ciudadela, actualmente utilizado como espacio de esparcimiento canino, puede poner en valor el patrimonio arquitectónico de la ciudad.

En las propuestas para el espacio público se vuelve a insistir en la implantación de aparcamientos subterráneos. Se proponen los cuatro posibles aparcamientos antes mencionados, con un carril central y plazas a ambos lados para mantener así el arbolado existente. Esos aparcamientos generarían hasta 693 plazas que pueden destinarse exclusivamente a residentes del Primer Ensanche y los barrios contiguos o compatibilizarlos con aparcamientos de rotación.

Respecto al espacio privado, se propone posibilitar el soterramiento de los aparcamientos de la manzana de las viviendas de los militares y recuperar ese espacio para uso público de esparcimiento y zona verde. Cualquier actuación en esa zona está condicionada a la existencia o aparición de restos arqueológicos de la Ciudadela de Pamplona.