El parlamento de Navarra homenajea las primeras elecciones

NATV
-

Unai Hualde destaca el modelo navarro de convivencia, concretado en un largo período de estabilidad institucional basado en el pacto, en la pluralidad, en el acuerdo entre diferentes.

El Presidente del Parlamento, Unai Hualde, ha destacado hoy en el Acto Institucional que, con motivo de la conmemoración del cuadragésimo aniversario de las elecciones del 3 de abril de 1979, ha organizado la Cámara junto a la Federación Navarra de Municipios y Consejos (FNMC), la relevancia de una efemérides que es sinónimo de “homenaje y reconocimiento colectivo” hacia todas aquellas personas que han contribuido a “convertir Navarra en una tierra saneada a nivel político, social, económico, cultural y de servicios”.

 

El Presidente se ha referido de este modo a los Parlamentarios, alcaldes, concejales, Diputados y Senadores que, “después de 40 años sumidos en las tinieblas de la dictadura, han colaborado a dotar a Navarra de un “modelo de convivencia concretado en un largo período de estabilidad basado en el pacto, en el acuerdo entre diferentes. A diferencia de lo que sucede a nivel estatal, donde la tendencia al bipartidismo se ha traducido en desequilibrios institucionales, en sucesivos llamamientos a las urnas, aquí la pluralidad no es síntoma de inconsistencia, sino de riqueza democrática”.

El parlamento de Navarra homenajea las primeras eleccionesEl parlamento de Navarra homenajea las primeras elecciones

 

Así, tras hacer extensiva su “gratitud al enorme tejido asociativo y al colectivo emprendedor, dos elementos sin los que tampoco se podría entender la Navarra de 2019”, Unai Hualde ha reivindicado la “política a pie de obra” en cuanto ejercicio de “simple y sana vocación de servicio. Esa gestión cercana se encuentra en las antípodas de la carga peyorativa que, producto de la injusta tendencia a generalizar, arrastra hoy la política. Conozco bien de cerca la labor que se hace en los ayuntamientos y puedo afirmar sin temor a equivocarme que el ejemplo de esos cientos de personas es la mejor y más contundente contestación a esas críticas”.

 

En el terreno político y aun a sabiendas de la dificultad de resumir “40 años de autogobierno”, el Presidente ha destacado el “desarrollo económico y empresarial que ha acompañado el tránsito hacia unos servicios públicos y sociales de calidad. Nuestra educación y nuestra sanidad se encuentran entre las mejores del Estado y a ello han cooperado decisivamente las instituciones forales y locales. La política, los temas y la forma de abordarlos han cambiado mucho, pero seguimos pendientes de avanzar en la materialización de importantes competencias que, pese a estar reconocidas, aún no han sido transferidas”.

 

Ahondando en lo dicho y a propósito del “compromiso adquirido en materias como tráfico”, Unai Hualde ha llamado a “no perderse en controversias y aprovechar la nueva oportunidad que, para salir del limbo, para romper ese período de indefinición, la recién iniciada legislatura nos brinda. Todo ello desde el pacto, desde esa posición de bilateralidad acorde a nuestra filosofía de relación con el Estado. Han pasado 40 años desde que aquel Parlamento de 1979 aprobara las bases que, años después (1982), dieron lugar a la Lorafna, y el autogobierno y su desarrollo continúan siendo una de las cuestiones más tratadas en esta Cámara”.

 

En el capítulo “amargo”, el Presidente ha tenido un recuerdo especial para todos aquellos cargos electos “asesinados o amenazados por defender sus ideas y representar a una parte de la ciudadanía navarra”. Para todos aquellos que “sufrieron injustamente la violencia de alta o baja intensidad, algo que nunca debió suceder. Vaya desde aquí nuestro más sentido homenaje, nuestro recuerdo más sincero. Afortunadamente, hoy los esfuerzos se centran en profundizar en la convivencia y restañar las heridas de un pasado que, a fin de que no vuelva a ocurrir, conviene recordar”.

 

A modo de colofón y tras evocar los numerosos cambios operados en los “usos y costumbres” de la sociedad navarra y del propio Parlamento, donde los “debates en blanco y negro aderezados de humo han dado paso a ordenadores portátiles, teléfonos móviles y vigorosas formas de participación ciudadana”, -ya sea en forma de iniciativas legislativas populares o de Parlamento Joven-, Unai Hualde ha finalizado trasladando su agradecimiento a las dos instituciones que dependen del Legislativo, “Cámara de Comptos y Defensor del Pueblo”, así como a “todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras de esta casa”. Tampoco ha faltado una mención especial para las diez presidencias anteriores, “signo inequívoco de la pluralidad de esta tierra”.

 

Seguidamente, tras la lectura de la Declaración Institucional que, con motivo del 40 aniversario del Parlamento de Navarra y de las Corporaciones Locales democráticas, aprobó por unanimidad la Mesa y Junta de Portavoces el día 18 de noviembre, ha tomado la palabra el presidente de la FNMC y alcalde de Peralta, Juan Carlos Castillo.

 

A decir del máximo representante de las Entidades Locales, los ayuntamientos se enfrentan ahora mismo a un reto similar al que debieron hacer frente en 1979. Si entonces la reinvención consistió en “devolver a la ciudadanía el gobierno de sus municipios y construir un modelo de Administración que hoy es causa importante del bienestar que disfrutamos”, ahora el desafío pasa por “redefinir el papel de ese gobierno de proximidad”.

 

La receta modernizadora que, basada en una actitud de “escucha, solidaridad y sentido de justicia”, confluyó en una correcta atención de las demandas vecinales “más allá de los espacios competenciales estrictos”, exige ahora nuevas respuestas ante amenazas tan grandes como las que plantean el “deterioro del planeta o los fenómenos de inmigración, digitalización, envejecimiento o despoblación rural”, ha corroborado Castillo.

 

El responsable de la FNMC ha cerrado haciendo causa común con las instituciones forales, Parlamento y Gobierno. “Nacimos juntas y juntas hemos sabido crecer y colaborar con clara conciencia de que compartimos un objetivo común, el desarrollo de Navarra y el bienestar de su ciudadanía”.

 

María Chivite, Presidenta del Gobierno de Navarra, ha sido la encargada de cerrar el acto. Lo ha hecho manifestando su “agradecimiento y reconocimiento a quienes, con gran esfuerzo y en algunos casos hasta con su propia vida, hicieron posible la llegada de la democracia”. También a quienes, “con su compromiso y dedicación, nos han permitido disfrutar de los actuales estándares de derechos y libertades. La realidad institucional no es sino el resultado de generaciones y generaciones de luchadores y luchadoras, lo cual, como demócratas y ciudadanos, es un enorme motivo de satisfacción”.

 

Chivite ha resaltado la vigencia del “diálogo, la negociación y el acuerdo” para, en cuanto “valores y principios imprescindibles en libertad”, recordar que “si la democracia no se trabaja, alimenta y mejora día a día puede pasar que lleguen partidos, como ya está sucediendo, que pretendan llevarnos a peligrosos espacios de involución. No queremos parlamentos de adorno, no queremos instituciones aminoradas en sus competencias. El que presido es un gobierno que milita en el terreno de los derechos y las libertades, que pretende avanzar en desarrollo justo, en prosperidad compartida, en igualdad de oportunidades, en respeto y convivencia. Esteremos en frente de aquellos que quieran retroceder a otro siglo, a otro tiempo, a otro contexto. Vivamos con normalidad, sin tensiones ni frentismos, nuestra diversidad. Somos mayoría quienes no deseamos una sociedad uniformizada, quienes preferimos el pensamiento crítico al pensamiento único”.

 

La Presidenta ha concluido poniendo el foco en la “vitalidad del Parlamento como institución, fiel reflejo del compromiso ciudadano”, y en el trabajo “tan poco visible como trascendente” que se realiza desde ayuntamientos y entes locales. “No es fácil gestionar la proximidad, la urgencia, lo cotidiano. Gracias por dedicar vuestro tiempo y vuestra vida a esos pueblos. No podemos dejarlos morir. Tenemos que dotarlos de futuro para que sigan siendo un elemento más de riqueza y reflejo inequívoco de nuestra diversidad. Gracias también a los Parlamentarios y Parlamentariss por estos 40 años de trabajo, cada cual desde sus convicciones”.

 

El Acto Institucional organizado para conmemorar el cuadragésimo aniversario de las elecciones al Primer Parlamento democrático ha recabado la asistencia de unas 150 personas, entre primeras autoridades, Parlamentarios y Parlamentarias de todas las legislaturas y alcaldes y exalcaldes de distintas localidades de Navarra a lo largo de la época democrática.

 

El acompañamiento musical del acto, que ha comenzado a los sones del Himno de Navarra, ha corrido a cargo del Cuarteto de cuerda del Conservatorio.

 

Entre los asistentes se encontraban: los miembros de la Mesa del Parlamento Inmaculada Jurío, Vicepresidenta Primera, Yolanda Ibáñez, Vicepresidenta Segunda y Maiorga Ramírez, Secretario Segundo; portavoces y representantes de los diversos grupos parlamentarios; los ex Presidentes del Gobierno de Navarra Uxue Barkos, Juan Cruz Alli y Jaime Ignacio del Burgo; los ex Presidentes del Parlamento Javier Gómara, Elena Torres y Alberto Catalán, el Diputado Carlos García Adanero, el Senador de la Comunidad Foral, Koldo Martínez; el Delegado del Gobierno de Navarra, José Luis Arasti; el Defensor del Pueblo, Javier Enériz; el Presidente del Parlamento Joven, Xabier Gartzia, además de diversos alcaldes y concejales.