Importante triunfo para Basket Navarra en Arrosadía

Iñaki Martínez
-

80
Basket Navarra
69
CB Morón
Finalizado
Un gran partido de Narros y Estévez termina por decantar la balanza a favor de los navarros, que suman su segundo triunfo consecutivo.

Iñaki Narros, junto con Estévez, fue uno de los artífices del triunfo. - Foto: Iñaki Martínez

Tal y como había previsto Xabi Jiménez en la previa, la clave del partido sería aguantar el alto ritmo anotador impuesto por su rival. Y así fue. En el primer cuarto el CB Morón obligó a exprimirse al máximo a los navarros, que sufrieron para seguir la estela del equipo sevillano. Los visitantes siempre iban por delante en el marcador, hasta finalizar el primer cuarto en ligera ventaja para los navarros (26-24).

El mismo camino llevó el segundo cuarto, donde los visitantes volvieron a tomar ventaja. Sin embargo, Basket Navarra arrancó con el mismo ímpetu que había finalizado el primer periodo. A los pocos minutos lograba su máxima ventaja (30-24), para encajar a continuación un 0-9 de parcial que devolvía la ventaja al Morón. Al descanso se llegó con todo igualado (40-40).

Tras el descanso llegaron los primeros minutos para Wilson, que regresaba a la pista tras haber causado baja la anterior jornada por unas molestias. Además, en cinco minutos se pudo ver la mejor cara del equipo navarro, que logró una ventaja de diez puntos (57-47). La aportación de Estévez estaba resultando clave en un partido en el que los locales no podían relajarse lo más mínimo. Cuando todo parecía encaminado para el equipo rojillo, llegaron unos minutos cargados de faltas que frenaron el ritmo de juego. Morón no desaprovechó el poco tino local frente al aro, y pusieron el partido más emocionante (59-57).

El trabajo de Lafuente volvió a ser decisivo.El trabajo de Lafuente volvió a ser decisivo. - Foto: Iñaki Martínez

Los últimos diez minutos comenzaban con un triple visitante que ponía en desventaja a los navarros. Le siguieron unos minutos con muchos fallos e imprecisiones por parte tanto de Basket Navarra como de Morón. Los sevillanos pronto se cargaron de faltas, lo que favoreció al cuadro local. En los peores momentos volvió a aparecer Estévez para decantar el partido a favor de los navarros.