Denuncian que llevan un año sin cobrar

NATV
-

La plantilla de Triman Minerals se ha concentrado frente a la Audiencia para denunciar el "desamparo y olvido" que dicen sufrir "por parte de la justicia, las instituciones y la administración concursal" después de 12 meses sin cobrar sus nóminas.

Bajo los lemas ‘Grupo Triman, 45 familias, 12 meses sin cobrar’ y ‘No al fraude en Triman Group: Juzgado Solución’, cerca de medio centenar de empleados de la empresa Triman han denunciado la situación que están atravesando.
Según ha afirmado a los medios de comunicación el representante de la plantilla de Triman Minerals en Alsasua, Unai Martínez, “los únicos culpables” son la dirección de las compañías Triman Minerals, Saher 2000 y Moncayo Real State.
Esta última, ha explicado, “es una sociedad limitada unipersonal cuyo administrador único es José Luis San Segundo Pérez”. “Este es un entramado de empresas cuyo único objetivo es evadir el pago de la deuda que han generado y, en época de vacas gordas, llevarse todas las ganancias”, ha criticado.
Martínez ha relatado que desde que el 5 de junio de 2018 la empresa entrara en concurso, los empleados se han centrado en demostrar “el fraude que está realizando esta empresa a la plantilla en particular y a la sociedad navarra en general”.
Tras denunciar que la compañía hizo en 2016 “cambios de titularidad de instalaciones y movimientos de capital que fueron puestos en duda por los auditores”, Martínez ha advertido de que “las cuentas consolidadas y auditadas del grupo en 2017 siguen sin presentarse”.
También ha remarcado que a finales de 2017 la empresa pública Sodena concedió 1.600.000 euros a la compañía “para poder llevar a cabo unos trabajos que nunca se llegaron a realizar en Argelia”.
“Cuando las cosas han ido bien en la empresa se ha beneficiado todo el grupo Moncayo Real Estate, que apenas tiene un par de trabajadores. En cambio, cuando las cosas van mal, Triman Minerals es la que tiene que asumir toda la responsabilidad”, ha apuntado.
Al considerar que se encuentra ante “un fraude con mayúsculas”, la plantilla solicitó el pasado 10 de octubre “un amparo judicial con el objetivo de que se reconozca un grupo patológico laboral de empresas”.
Martínez ha relatado que el pasado 30 de octubre, el juzgado de lo mercantil “emitió una providencia suspendiendo el periodo de consultas del último ERE que presentó la administración concursal hasta que el juez determinase la existencia o no del citado grupo patológico laboral”.
“Está claro que la juez aprecia indicios del fraude que comentamos y es por ello que hoy nos hemos movilizado delante del juzgado", ha dicho para advertir de su intención de entregar una carta dirigida tanto a la titular del juzgado de lo Mercantil número 1 de Pamplona como al presidente del TSJN para pedirles que agilicen todos los trámites en este asunto.
Sin embargo, un auto del juzgado de lo Mercantil ha desestimado su recurso de amparo solicitando la declaración de grupo patológico laboral, por lo que Martínez ha lamentado que “nuevamente, la justicia ha vuelto a perjudicar a las víctimas”, como lo hizo en el caso de ‘La Manada’.
“Las víctimas, en este caso, somos los acreedores y los trabajadores a los que se nos ha robado un año de vida”, ha matizado, tras anunciar que en los próximos días analizarán el auto y decidirán los pasos a dar. 
Tras lamentar que no han visto a la Administración Foral “actuar en favor del derecho a cobrar la deuda y trabajar”, Martínez ha exigido a Sodena “que se sitúe al lado de la plantilla para evitar el fraude que quiere hacer la empresa”.
Además, ha alertado de que la situación de las familias afectadas “es crítica y desesperante”. “Para una economía familiar, 12 meses sin cobrar son muchos meses, estamos ya bastante apurados”, ha subrayado.

Denuncian que llevan un año sin cobrar
Denuncian que llevan un año sin cobrar
Denuncian que llevan un año sin cobrar
Denuncian que llevan un año sin cobrar