Más de 50 refugiados se forman en la UPNA

NATV
-

Con el proyecto "Historias refugiadas", la UPNA pretende contribuir a la inclusión

Más de 50 refugiados se forman en la UPNA - Foto: NATV

Más de cincuenta personas refugiadas están tomando parte este curso en distintas acciones formativas en la Universidad Pública de Navarra gracias al proyecto “Historias refugiadas: el compromiso de la Universidad”, un proyecto de la institución educativa.

Con el proyecto “Historias refugiadas”, la UPNA pretende contribuir a la inclusión de las personas solicitantes o beneficiarias de protección internacional y migrantes que viven en Navarra y dar a conocer la realidad de su situación, explica el centro docente en un comunicado.

El perfil de estas personas es variado, pero todas ellas, destaca la UPNA, "han huido de violaciones de derechos humanos y necesitan integrarse, dejar atrás el pasado y vivir autónomamente”.

En este momento hay 42 personas refugiadas matriculadas en cursos del Centro Superior de Idiomas de la UPNA (35 en castellano y 8 en inglés, además de una persona está matriculada en ambos idiomas), otras 12 comenzarán este mes un programa de formación en competencias prelaborales y una veintena se ha inscrito para formar tándems de conversación con voluntariado perteneciente a la comunidad universitaria.

Entre los objetivos del proyecto está el de facilitar el acceso de las personas refugiadas a la educación superior a través de programas de becas, para lo que se facilita el aprendizaje de español e inglés (con grupos de conversación, cursos o talleres), además de la acreditación lingüística con pruebas de evaluación oficiales y no oficiales.

A ello se añade un programa de mejora de competencias prelaborales (proyecto profesional, marca personal, inteligencia emocional o comunicación interpersonal), entre otras acciones.

Por otro lado, también se pretende facilitar el acceso de las personas refugiadas a servicios y recursos básicos, como el hospital, la farmacia o un puesto de trabajo, especialmente cuando por cuestiones económicas viven en pequeños pueblos con escaso o nulo transporte público, para lo que se busca crear una red digital de apoyo vecinal.

Por otra parte, se trata de sensibilizar a la comunidad universitaria en particular y a la sociedad navarra en general en torno a la realidad de las personas refugiadas, así como potenciar el tejido de voluntariado ya existente en la Universidad (conformado actualmente por cerca de 500 personas) a través de programas de mentoría.

Además, en materia de investigación se pretende generar conocimiento y valoración de la opinión de las personas refugiadas sobre los programas y recursos destinados a ellas, así como identificar y ponderar los obstáculos y oportunidades que entidades, agentes sociales y empresas encuentran en la inserción sociolaboral de personas refugiadas.