Mayores Frente a la Crisis reclama atención a la dependencia

NATV
-

Piden "partidas económicas adecuadas' en los Presupuestos Generales de Navarra

Mayores Frente a la Crisis reclama atención a la dependencia - Foto: NATV

La Coordinadora Mayores Frente a la Crisis ha demandado que en los Presupuestos Generales de Navarra se recojan "partidas económicas adecuadas" para la atención a la dependencia y ha reivindicado que el Estado aporte "la parte de gasto que inicialmente se comprometió".

La plataforma, conformada por Amona, Anapen, Anapp, Asociación de Mayores Lacarra, Federación de Pensionistas de CCOO, Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, y Sasoia, ha afirmado que la Ley de Dependencia aprobada en 2006 "vio cercenados sus incipientes servicios y ayudas hasta desdibujarla casi por completo" debido a la crisis económica.

Si bien ha reconocido "está situación ha cambiado en los últimos años" y que se han dado "avances", ha resaltado que "más del 80% de los dependientes son mayores, hay muchos aspectos del desarrollo de la Ley que necesitan profundos cambios y se requieren muchos más recursos públicos para que la atención a la dependencia atienda dignamente a toda la gente que lo necesita, independientemente de su situación económica".

"La atención a la dependencia es un derecho de la ciudadanía y una responsabilidad de nuestras instituciones democráticas" y, por lo tanto, "debe ser atendida, financiada y garantizada por servicios públicos a través de una justa y progresiva recaudación fiscal", ha remarcado a través de un comunicado.

Por ello, Mayores Frente a la Crisis ha demandado al Gobierno de Navarra "recursos suficientes" para la atención a la dependencia, el aumento de plazas concertadas en residencias y centros de día, la ampliación de las nuevas ayudas para la contratación de cuidadores profesionales y los diferentes servicios de apoyo, así como "reformular y mejorar" el servicio de atención a domicilio "adecuándolo a las necesidades de las personas que optan por mantenerse en su entorno".

Asimismo, han propuesto que el copago se aplique "según el nivel de renta de las personas beneficiarias de las prestaciones", un seguimiento y control de los centros residenciales, y establecer un convenio "que regule condiciones laborales justas y dignas" para los trabajadores de los centros y servicios que atienden a personas en situación de dependencia.