Dembélé se viste de Messi frente al Tottenham

SPC
-
El Barcelona empata ante un impetuoso Tottenham - Foto: PAUL CHILDS

El extremo francés lidera al Barcelona ante el equipo londinense con un golazo nada más empezar el choque, aunque el cuadro azulgrana acaba cediendo un empate en el Camp Nou

Un gol de Lucas Moura a cinco minutos del final sirvió al Tottenham para empatar ayer contra el Barcelona en el Camp Nou (1-1) y clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones, después de que el Inter de Milán también empatase su partido ante el PSV Eindhoven.
El conjunto londinense se sobrepuso al tanto inicial de Dembélé y peleó hasta el final por igualar la contienda. La diana en el 85 de Lucas Moura, que remató en boca de gol un centro desde la izquierda de Harry Kane, fue el justo premio para los ‘spurs’.
Y eso que Dembélé solo tardó siete minutos en responder al indulto de Valverde con un golazo y reivindicar su estatus de ‘estrella’, con más brillo que otras noches al no tener que compartir los focos con Messi, a quien el técnico del conjunto azulgrana dejó fuera del once junto a la mayoría de titulares habituales.
En su primera aparición en el choque, el punta francés robó un balón en el centro del campo y salió disparado hacia la meta de Lloris. Desbordó al primer defensor por velocidad y sentó al segundo con un quiebro seco, dentro del área, antes de cambiársela a la zurda y cruzar el balón al fondo de la red.
Nada destacable pasó en el Camp Nou durante los 20 minutos siguientes, hasta que Aleñá, que jugaba su primer partido continental, probó fortuna con un tiro que se marchó alto.
Del conjunto londinense no hubo noticias hasta que, a la media hora, Son irrumpió para plantarse solo ante Cillessen y fallar en el mano a mano con el holandés, que sacó el balón con su bota izquierda. El propio surcoreano lo intentaría poco después con un tímido disparo desde la frontal que no puso en apuros al meta azulgrana.
Tampoco necesitó emplearse a fondo Lloris con un disparo de Rakitic tras una jugada personal del croata. Y, en la última de la primera mitad, Coutinho culminaría un eslalon estrellando el balón en el poste.
Salieron con más ambición los de Pochettino en la segunda mitad, poniéndole un poco más de ritmo al partido y adueñándose del balón conscientes de que se jugaban la clasificación.
El Barça, acomodado atrás y lento en la transición, empezaba a sufrir y Valverde llamaba a Messi para animar la última media hora de partido.
No mejoraron mucho los catalanes con el ‘10’, aunque Coutinho estuvo a punto de hacer el segundo en otra jugada personal que volvía a morir en el palo izquierdo de la meta de Lloris.
Mientras, el Tottenham seguía a lo suyo. Son lo volvía a probar de lejos y Lucas Moura hacía lucirse a Cillessen con un cabezazo que el portero del Barça sacaba en la línea.
En la siguiente, el brasileño no perdonaba el 1-1 y el cuadro inglés incluso pudo ganar el partido en los instantes finales, cuando Kane dejó solo a Rose frente a Cillessen, pero el británico envió el balón a las nubes, cuando lo mas fácil era tirar colocado para hacer el segundo y cerrar el duelo.