El Ayuntamiento reclama más de 800.000 euros por la pasarela

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona reclamará al equipo de diseño y a la empresa constructora de la pasarela de Labrit un total de 813.743,10 euros por las irregularidades y defectos en el proyecto, tanto en su concepción como en su ejecución.

La cuantía reclamada se corresponde con lo que ha gastado el Ayuntamiento en la construcción de esta infraestructura, pero también incluye lo gastado en los dos informes técnicos independientes que aconsejan su cierre y desmantelamiento, el coste de la red de seguridad que hubo que colocar y el precio de un eventual proceso de desmontaje.

El informe técnico elaborado por el personal municipal que recopila el devenir de la infraestructura desde que aparecieron los primeros problemas, y llegan a las conclusiones de que la pasarela de Labrit “por sus condiciones de dimensionamiento y ejecución, no permite garantizar los niveles de seguridad y funcionalidad exigibles de acuerdo con el marco reglamentario y normativo vigente, por lo que no resulta apta para su puesta en servicio”.

Asimismo, el personal técnico municipal también suscribe que “dadas las necesidades de actuación que se requerirían para subsanar las deficiencias detectadas, entendemos que, en la situación y configuración actual, no es viable técnica ni económicamente su reparación”, por lo que, debido a su estado de conservación y al riesgo de descuelgue por corrosión de las placas inferiores, proponen su “pronta retirada y plantear un nuevo diseño”.

FALLOS DE DISEÑO, DE EJECUCIÓN DE OBRA Y DE MANTENIMIENTO

El informe técnico concluye que las patologías de la pasarela del Labrit se pueden concretar en tres grupos. En primer lugar hablan de una “concepción estructural deficiente” con reflejo en un “diseño incorrecto de las cimentaciones” que “no son capaces de garantizar la rigidez y capacidad resistente horizontal suficiente” y con reflejo también en la estructura metálica que presenta “inestabilidad” y “pandeo lateral”, “imposibilidad de garantizar el desarrollo de los empujes necesarios para el efecto arco”, “esquemas incorrectos del diseño” tanto del nudo de intersección entre tramos como del nudo de vinculación con los encepados y “detalles del proyecto no ejecutables”.

En segundo lugar, los técnicos señalan los “defectos de ejecución” de la pasarela destacando, entre otras cosas, las “posibles desalineaciones entre chapas”, los “defectos generalizados” en soldaduras, “cuadernas no ejecutadas de acuerdo a proyecto, la aparente “falta de tornillos en zona de apoyos” o las “abolladuras” en algunas de las partes de las vigas principales.

En tercer lugar y respecto a los defectos de conservación, los técnicos de Proyectos señalan la “corrosión generalizada de las chapas situadas bajo el pavimento de madera” y la corrosión en las zonas de apoyo. Al respecto recuerdan que el servicio post producción de la UTE que ejecutó las obras debía haber hecho inspecciones y haber entregado una cronología de las mismas, circunstancia que tampoco se cumplió.

TRABAJOS EN LA PASARELA A PARTIR DEL 13 DE MARZO

Respecto a los trabajos de desmontaje, éstos se llevarán a cabo en dos fases, según han explicado tanto Joxe Abaurrea como Cristina Arregi. En una primera fase, que se pondrá en marcha el próximo miércoles 13 de marzo, se procederá a la retirada de las placas inferiores de la infraestructura. Para realizar esos trabajos se prevé al menos una semana de tiempo ya que los primeros 4 o 5 días se llevará a cabo una limpieza de los residuos desde la parte superior de la pasarela, mientras los 2 días siguientes se procederá al descuelgue de las piezas y a la retirada de la malla de sujeción colocada por motivos de seguridad hace ya un par de años.

Para realizar estos trabajos está previsto que se aprovechen las horas de menor tráfico y que se usen sistemas de grúa o camión pluma para "no entorpecer el tráfico en la cuesta del Labrit". La fecha tope para finalizar esta primera fase se ha fijado en el viernes 22 de marzo.

La segunda fase se corresponde ya con el desmontaje total de la pasarela. Esta se acometerá en el momento en el que se concluya con el expediente de depuración de responsabilidades y una vez se haya dado posibilidad de inspección in situ a todos los agentes implicados en el mismo. La fecha probable que se baraja en la hoja de ruta del Ayuntamiento para comenzar esos trabajos es la semana del 25 al 29 de este mes y para la ejecución de los mismos ya se ha hecho una reserva presupuestaria de 3.600 euros. El área trabaja sobre tres premisas para este encargo: que se prime la seguridad, que los trabajos se realicen en horarios de baja afección para la ciudadanía y que se desarrollen en el menor tiempo posible, ha indicado el Ayuntamiento.

El desmontaje de la pasarela del Labrit irá unido y coordinado con la resolución y cierre del expediente de depuración de responsabilidades que afecta al equipo que la diseñó y que llevó la dirección de obras (Boreas Nuevas Tecnologías S.L., Óscar Pérez Silanes, Carlos Pereda Iglesias e Ignacio Olite Lumbreras) y a la empresa que ejecutó las mismas (la UTE formada por Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras S.A. y Teusa Técnicas de Restauración S.A).

El Ayuntamiento pide responsabilidades por la pasarela
El Ayuntamiento pide responsabilidades por la pasarela