El Gobierno aprobará el alza salarial de los funcionarios

Agencias
-

Iván Redondo, el director de Gabinete de Sánchez, envía una carta al sindicato CSIF en la que promete la subida del sueldo retroactiva a 1 de enero cuanto antes, pero no concreta cuándo será efectiva

El asesor del presidente (d), ayer en La Moncloa. - Foto: Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de una carta firmada por su director de Gabinete, Iván Redondo, trasladó ayer al sindicato mayoritario de los funcionarios, CSIF, que la subida salarial de los empleados públicos para el presente ejercicio se va a producir «a la mayor brevedad posible» y con efectos desde el 1 de enero.
En la misiva, fechada el pasado 15 de enero, el Ejecutivo asegura estar comprometido con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con los sindicatos y recuerda que la condición legal para hacer efectivo dicho cumplimiento era disponer de un Ejecutivo «en plenas funciones».
«El Gobierno puede cumplir ya con ese compromiso, lo cual realizará a la mayor brevedad posible y con efectos retroactivos» a 1 de enero, según subraya el Gabinete en su carta.
Fuentes del sindicato aseguraron como respuesta que van a dar al Ejecutivo un «margen razonable» de tiempo para que termine de hacer sus equipos y de organizarse tras la llegada de Carolina Darias al Ministerio de Política Territorial y Función Pública. De hecho, una de las cosas que más llamaba la atención de la misiva es que la firmara Redondo, que de esta manera asumía directamente este incremento salarial del sector público, restando cierto poder al Ministerio del ramo y se ponía de evidencia que él administra el ritmo al que se anuncian las nuevas medidas.
 «Es una respuesta en calidad de jefe de Gabinete del presidente a una petición que se realizó ya antes de las elecciones», justificaron desde Presidencia ante la extrañeza de que firmara él la carta.
CSIF, asimismo, valoró la carta del Gobierno y su voluntad de llegar a acuerdos y recordó que esta misma semana se ha alcanzado ya un pacto para poner en marcha las mesas de negociación. Un gesto que urgía porque, si no, ya habían  adelantado que este mismo mes de enero habría movilizaciones.
La agrupación de trabajadores espera poder empezar  a intercambiar pronto posturas con el Gobierno y negociar cuestiones como el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, la carrera profesional, la evaluación del desempeño, la Oferta de Empleo Público y un nuevo acuerdo de condiciones laborales.
En la carta, que está dirigida a Miguel Borra, presidente del señalado sindicato, Redondo agradece las consideraciones que éste le trasladó a Sánchez y afirma que el Ejecutivo está «comprometido con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados con los representantes de la función pública, en especial con aquellas cuestiones relacionadas con la mejora de su retribución».
Como se aprecia en el documento, Redondo no se compromete con una fecha concreta pero su comunicación sí sirvió para tranquilizar a los sindicatos. 
El pasado octubre, el Gabinete de Sánchez, que entonces todavía estaba en funciones, envió otra carta a los sindicatos de la Función Pública en la que se comprometió a aprobar la subida salarial del personal, del 2%, cuando tuviera potestad plena. Ahora, «el Gobierno ya puede cumplir con ese compromiso, lo cual se realizará a la mayor brevedad posible y con efectos retroactivos», rezaba el texto.