El Izarra juega en Irún con la necesidad imperiosa de ganar

Juan Andrés Pastor
-

Cualquier resultado que no sea la victoria dejará a los de Estella en una situación muy delicada, en puestos de descenso y a falta de tan solo nueve jornadas. Diego Martínez se estrenará como entrenador con tan sólo cuatro sesiones de trabajo.

El Izarra juega en Irún con la necesidad imperiosa de ganar

Ganar o ganar. no vale otra.

El Izarra afronta este domingo la primera de sus diez finales para salvar la categoría y lo hace estrenando entrenador con el riojano Diego Martínez, tras el cese de Rodrigo Hernando y después de haber perdido por cero goles a uno el pasado domingo, ante un rival directo como es el Calahorra.

En esta vigésimo novena jornada solo vale ganar en Irún ante un conjunto que está en el décimo cuarto puesto de la clasificación, con tres puntos más (31) y que en la primera vuelta pudo arrancar un empate (1-1), en Merkatondoa, por lo que además de la victoria está en juego el golaveraje particular entre ambos.

A favor de los navarros juega el hecho de que, es como visitante cuando se muestra más solvente, con tres victorias y cuatro empates en los catorce encuentros que ha disputado lejos de Estella. Con apenas nueve goles anotados en esos encuentros ha sido capaz de sumar trece puntos de los veintiocho que atesora. Precisamente la dificultad de cara a la puerta contraria es uno de los mayores problemas que está teniendo el conjunto blanquiazul, que en total ha podido celebrar únicamente veinte goles en todo lo que llevamos de temporada.

Atendiendo a la estadística de estelleses e irundarras, el pronóstico más fiable sería un empate, ya que si el Club Deportivo Izarra ha igualado en trece ocasiones durante esta liga, el Real Unión de Irún lo ha hecho, ni más ni menos, que en dieciséis partidos.

Diego Martínez, apenas ha dispuesto de cuatro sesiones de trabajo para preparar el choque de este domingo en el estadio del Gal. De la convocatoria se han caído por lesión Deivid y Chema, estando el resto de efectivos a disposición de un técnico que ha echado cuentas y sabe que en los diez partidos que restan va a necesitar vencer en cinco de ellos. Todo un órdago para una partida que comienza este domingo a las cinco de la tarde.

A partir de esta jornada, el Izarra jugará cinco partidos más en su terreno de juego ( Bilbao Athletic, Torrelavega, Leioa, Oviedo b y Real Sociedad en la última jornada) y cuatro como foráneo (Tudelano, Amorebieta, Gernika y Logroñés).