La Policía Foral culmina su mayor operación antidroga

NATV
-

Policia Foral ha detenido a 15 personas en una operación contra el tráfico de drogas en la que se han intervenido sustancias que alcanzan los 11 millones de euros. Los detenidos son de Navarra, País Vasco y Aragón, de las que 12 ya están en prisión.

La Policía Foral ha decomisado 60 kilos de speed, 10 litros de anfetamina base, 13 kilos de marihuana, 400 pastillas de éxtasis, 32.000 euros en efectivo y ocho vehículos de alta gama. La droga incautada hubiera alcanzado los 11,5 millones de euros en el mercado negro.

También se han desmantelado dos laboratorios, en los que se han encontrado diversas cantidades de sustancias para adulterar la droga, así como material para pesar, envasar y manipularla.

Todos los detalles de esta operación, denominada 'Operación Basa', han sido dados a conocer este viernes en rueda de prensa por la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, y el jefe de la Policía Foral, Torcuato Muñoz.

Según ha indicado el jefe de Policía Foral, se trata de la operación "más importante" del cuerpo policial contra el tráfico de speed, tanto por la cantidad intervenida, como por la complejidad de la investigación. "No es fácil desentrañar la forma de trabajar de grupos criminales tan especializados y geográficamente dispersos", ha remarcado.

En este sentido, ha agradecido la colaboración de la Ertzaintza y la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza en esta operación, que comenzó en los Sanfermines de 2018, cuando se detuvo a una persona que transportaba un kilograma de speed adquirido en Pamplona.

Posteriormente, se pudo determinar el origen de dicha sustancia, así como al responsable de la entrega, vecino de una localidad del norte de Navarra, comprobándose una altísima actividad de distribución de sustancias estupefacientes en localidades de Navarra, Aragón y País Vasco, con una numerosa cartera de clientes.

DROGA EN ZULOS

Este distribuidor de speed se caracterizaba por moverse a través de pistas de tierra para evitar seguimientos policiales y así realizar las entregas a sus clientes. Además, ocultaba las sustancias estupefacientes en zulos estratégicamente colocados en el medio rural, bosques y construcciones abandonadas, lo que ha dificultado la investigación.

En esos zulos, los agentes encontraron 23 kilos de speed. Además, en el registro de su domicilio se comprobó que también se dedicaba al cultivo de marihuana y se intervinieron 13 kilos de esta sustancia.

Los agentes del Grupo de Delitos contra la Salud de Policía Foral continuaron con la investigación y comprobaron que el detenido realizaba contactos con terceras personas en Amsterdam (Holanda). Para ello, contaba con la colaboración de un grupo criminal con residencia en varias localidades de Gipuzkoa.

De hecho, los investigadores localizaron un todoterreno que circulaba de Holanda hacia España y que portaba un bidón con 10 litros de anfetamina base, con los que se podrían haber producido hasta 100 kilogramos de speed.

Durante la investigación, se comprobó que la red de distribución constaba de varios grupos criminales asentados en localidades de País Vasco, Navarra y Aragón y que mantenían una interconexión constante. Así, en ocasiones unos actuaban como proveedores y otros como compradores y viceversa, en función de la disponibilidad de sustancias estupefacientes.

Las pesquisas permitieron que los agentes abortaran varias entregas de droga en Navarra, una de ellas, de 15 kilos de speed, en una localidad del norte de la Comunidad foral y otra, de 10 kilos, en el Área de Servicio de Zuasti. También se interceptaron 2 kilos de speed en una localidad próxima a Pamplona, cuando el grupo criminal asentado en Ejea de los Caballeros procedía a la recogida de esta sustancia.

En total, los agentes practicaron 12 entradas y registros con autorización judicial en viviendas y naves industriales de diversas localidades de Navarra, Gipuzkoa, Zaragoza y Bizkaia. En ellos, se incautaron diversas cantidades de otras sustancias, como cocaína o hachís, así como 32.000 euros en efectivo y varios vehículos de alta gama.

Uno de los investigadores de la operación ha remarcado que el volumen de speed intervenido en la operación "da a pensar que efectivamente hay un consumo terrible de esta sustancia" en Navarra, ya que "la mayor parte iba a distintas localidades" de la comunidad. "El distribuidor principal estaba aquí y proveía de sustancias a muchos clientes, que adquirían kilos, que a su vez los distribuían. Había un volumen de tráfico bastante notable", ha comentado.

GRANJA DE BITCOINS

Por otro lado, durante uno de los registros en una nave industrial en una localidad de Zaragoza, los investigadores encontraron una granja de bitcoins. Se trata de una instalación en la que se disponen numerosos equipos informáticos interconectados que trabajan a pleno rendimiento con el objetivo de obtener bitcoins.

Según han explicado desde Policía Foral, si bien este tipo de actividad es legal, requiere una enorme cantidad de energía eléctrica, por lo que en ocasiones los delincuentes realizan enganches ilegales para defraudar fluido eléctrico. Además, actualmente se ha comprobado que muchas transacciones de sustancias estupefacientes se realizan utilizando bictoins y a través de la 'deep web' o internet profunda.

Desarticulada una banda con 11 millones de euros en droga NATV
Desarticulada una banda con 11 millones de euros en droga - Foto: NATV