Domingos sin balón

Agencias
-

Los entrenadores mantienen contacto permanente con sus equipos

Domingos sin balón

No abandonan sus buenos hábitos mientras dura la cuarentena. Los futbolistas tienen otros planes para estos domingos sin balón. Entrenamientos específicos en casa dentro de las posibilidades de cada uno. Pero, ¿qué hacen sus jefes? ¿Qué hacen los entrenadores en pleno encierro?
Ellos también tienen sus inquietudes y mantienen su ritmo. Desde sus casas, no dejan de trabajar cuidando los detalles para culminar lo que resta de curso y también cultivan otras aficiones.
Desde el infierno  del coronavirus, los entrenadores intentan sobrellevarlo de la mejor manera posible. Como el técnico del Getafe, hombre de moda hasta el parón futbolístico. José Bordalás, sigue con sus tareas habituales, pero también mantiene otras preocupaciones. "Valoro todo mucho más esto hace grande a un país", señaló.
Bordalás también sigue en contacto permanente con su cuerpo técnico y jugadores. Controla los ejercicios de mantenimiento físico, repasa vídeos de sus rivales, sobre todo del Inter, que era el último equipo al que iba a enfrentarse. No deja de leer, perfecciona su inglés y no ve mucho la televisión.
Facebook, Twitter o Instagram tampoco son muy del gusto de otros entrenadores como Julen Lopetegui (Sevilla), Joan Francesc Rubi (Betis) o Diego Martínez (Granada). Pasar con su esposa y con su hija de tres años el tiempo del que no puede disponer durante el transcurso regular de la temporada es su principal ocupación durante este encierro obligado como el entrenador del Atlético de Madrid Diego Simeone. 
En el Athletic, Gaizka Garitano, aparte de su trabajo más técnico, lee con pasión en euskera, castellano y también para afianzar su inglés.