El 11 de febrero, Día de los desplazados forzosos de ETA

NATV
-

La Junta de Portavoces del Parlamento Foral ha aprobado una declaración institucional de Navarra Suma en la que la Cámara reitera su pronunciamiento de marzo de 2015 y declara el 11 de febrero como Día de la Memoria de los desplazados forzosos de ETA

El 11 de febrero, Día de los desplazados forzosos de ETA - Foto: ARCHIVO

En un segundo punto de la declaración institucional, el Parlamento de Navarra condena los asesinatos, secuestros y extorsiones cometidos por la banda terrorista ETA a lo largo de más de 40 años.

Además, en un tercer punto, reconoce "el tremendo daño causado" y se compromete a no olvidar a las víctimas de ETA, "que durante más de 40 años han sido asesinados, secuestrados o extorsionados por la banda terrorista".

Por último, en el cuarto punto, el Parlamento se compromete a organizar un homenaje en memoria de los desplazados forzosos de ETA y de las víctimas del terrorismo.

El primer punto se ha aprobado con el voto a favor de Navarra Suma, la abstención del PSN y Podemos y los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu e I-E.

Los puntos dos y tres se han aprobado con los votos a favor de Navarra Suma, PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E y la abstención de EH Bildu, y el cuatro se ha aprobado con los votos a favor de Navarra Suma, PSN e I-E y la abstención de Geroa Bai, EH Bildu y Podemos.

Marisa de Simón, portavoz de I-E, ha explicado que han rechazado el primer punto porque, en la declaración de 2015, el Parlamento de Navarra acusa a EH Bildu "de crímenes contra la humanidad y genocidio" y eso "nos parece una auténtica barbaridad".

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ante las críticas al Gobierno de Navarra por su ausencia en el acto de este domingo en homenaje a las víctimas del terrorismo, ha afirmado que las mismas son "legítimas" y ha subrayado la "posición inequívoca" de su coalición en contra de la violencia y el terrorismo y en apoyo a las víctimas.

No obstante, ha pedido "que se deje de utilizar partidariamente el entorno del dolor de las víctimas del terrorismo para hacer críticas al Gobierno".

En ese sentido, ha explicado que la ausencia de Geroa Bai en el acto del domingo "se incardina" en la decisión del Gobierno de Navarra de no participar tampoco en el homenaje, cuya convocatoria, ha dicho, se hizo desde "posiciones partidarias".

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha destacado que el Partido Socialista "siempre ha estado, está y estará del mismo lado", que es en la exigencia de "memoria, justicia y reparación".

Respecto al homenaje del domingo, tras indicar que "un colectivo no es el conjunto de las víctimas" y que "nosotros también somos víctimas", ha comentado que no están de acuerdo "con la utilización que muchas veces se hace de cuestiones tan delicadas para atacar posturas de nuestro partido y de este Gobierno".

"Nos duele que se nos ataque de determinadas maneras y determinados contextos cuando nosotros siempre hemos sido claros en este tema", ha dicho Alzórriz, quien ha recordado que "tenemos muertos encima de la mesa por defender los derechos y libertades en nuestra tierra y nuestro país".

Los socialistas, ha declarado, "no nos merecemos que se esté insultando, que se esté manipulando la realidad para atacarnos",

Javier Esparza, de Navarra Suma, ha pedido a Uxue Barkos "que no mienta más", ya que "ningún partido político ha convocado ningún acto", sino que lo organizaron colectivos y asociaciones.

"Mintiendo en este tema se ayuda poco a mejorar la convivencia en nuestra comunidad", ha sostenido Esparza, quien ha resaltado que "afirmar que Navarra Suma utiliza de forma partidaria el dolor de las víctimas es falso, es mentira y es un insulto a las víctimas".

Para Esparza, "lo que les genera dolor es que se blanqee a ETA y a Bildu, que se quiera contar un relato falso de lo que ha ocurrido aquí, que se quiera manipular la historia" y "ver un Gobierno que miente".

Por ello, ha considerado que Barkos "debiera tener un poco más de vergüenza", ya que fue "la primera presidenta de esta comunidad que lo ha sido gracias a un acuerdo con Bildu y sin exigirles nada a cambio".

La declaración de Na+ "no es un ataque", ha apuntado Esparza, quien ha opinado que "el PSN ha cambiado la posición, el PSN ahora no vota lo que votaba hace cinco años", lo que a su juicio "tendrá mucho que ver con quién sostiene al Gobierno".

Acerca del homenaje del domingo, ha manifestado que "el Gobierno acostumbraba a estar" en este tipo de actos y "creo que debieran haber estado".