La Junta de Portavoces apoya la regulación de la eutanasia

NATV
-

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional a favor de la regulación de la eutanasia, en la que considera un derecho de la persona "poner fin al sufrimiento con libertad y autonomía".

La Junta de Portavoces apoya la regulación de la eutanasia - Foto: ARCHIVO

La declaración, presentada por Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, ha sido aprobada con el voto a favor de estos tres grupos, del PSN y EH Bildu, y el voto en contra de Navarra Suma.

El Parlamento de Navarra apoya la regularización de eutanasia como un derecho subjetivo y articulado como una prestación incluida en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, que se prestará, por tanto, "en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos".

En la declaración, el Parlamento considera "urgente y necesario" aprobar una ley de eutanasia, porque, "más allá de comprometer principios y valores constitucionales como la dignidad humana o la libertad, afecta a derechos fundamentales reconocidos en la Constitución como el derecho a la vida y la integridad física y moral, la libertad ideológica, la libertad de conciencia y el derecho a la intimidad".

Asimismo, el Parlamento de Navarra apoya la despenalización de la ayuda para morir, modificando el artículo 143.4 del Código Penal.

Tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha mostrado su satisfacción por la aprobación de esta declaración institucional y por que "cada una de las personas decidamos cómo queremos morir en los últimos momentos de nuestra vida".

Ainhoa Aznárez, de Podemos, ha subrayado que una ley de eutanasia "no nos obliga a morir, como tampoco el aborto nos obliga a abortar, o la del divorcio nos obliga a divorciarnos, ni la del matrimonio igualitario nos obliga a casarnos con personas homosexuales".

También ha apoyado esta ley el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, quien ha resaltado que "estamos hablando de una ley que avanza en derechos y libertades" y que pretende evitar "el sufrimiento de las personas".

"Estamos hablando de un derecho y no de una obligación", ha señalado Alzórriz, quien ha denunciado que, en este tema, UPN "se pliega ante la derecha más rancia y reaccionaria de este país para ir en contra de los derechos y libertades de la ciudadanía".