Para PSN la reforma del mapa local "es una castaña de ley"

NATV
-
Para PSN la reforma del mapa local "es una castaña de ley"

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha criticado duramente este miércoles la reforma del mapa local que este jueves votará el pleno del Parlamento de Navarra.

Para Alzórriz, si llega a aprobarse, supondrá una "involución del mapa local" de la Comunidad foral.

"Es un engaño masivo de Bildu para su contrarreforma nacional, es una forma más que tiene Bildu de intentar coger poder institucional para contraponerlo al Gobierno cuando lo pierdan. Es una manera de Bildu de hacer su construcción nacional, euskaldunizando o intentando euskaldunizar determinadas entidades locales de Navarra", ha sostenido en rueda de prensa Ramón Alzórriz, que ha señalado que ésta es "una castaña de ley indescriptible, los jeroglíficos egipcios son más fáciles de descifrar que esta ley".

Según el dirigente socialista, la formación de las nuevas comarcas que se prevé en la reforma del mapa local se ha hecho teniendo en cuenta "los municipios y concejos que están gobernados por EH Bildu", de forma que esta coalición controlaría en el futuro también las comarcas.

Así, Ramón Alzórriz ha advertido de que hay "una sumisión de la izquierda hacia Bildu con una ley que empeora y recorta servicios básicos". "Es una involución del mapa local de Navarra. Lo que se había ido ganando durante mucho tiempo, mejorando servicios por ejemplo con las Mancomunidades, ahora mismo se está involucionando y se está tirando por tierra", ha criticado.

Continuando en esta línea, el dirigente del PSN ha afirmado que "es una ley de puertas falsas que deja en el aire todo, deja en el aire las competencias y la financiación, y mienten a los trabajadores, que van a ir a la calle". "Que lo tengan claro, los trabajadores van a ir a la calle por esta reforma de Bildu", ha asegurado.

Del mismo modo, ha criticado que la ley no tiene "consenso" y "deja fuera a dos de los tres partidos que más implantación municipal tienen en Navarra", recordando así que UPN y PSN rechazan esta reforma.

En este sentido, ha explicado que la pasada legislatura se descartó aprobar en el Parlamento una reforma del mapa local cuando existía una mayoría de 33 de los 50 parlamentarios forales porque "el PSN entendía que una reforma de este calado necesita el consenso del conjunto de los partidos políticos y de la sociedad navarra".

Así, ha asegurado que si el PSN llega al Gobierno derogará esta ley, en caso de que este jueves sea aprobada. No obstante, antes de la votación, ha hecho "un llamamiento a la izquierda de este Parlamento para que se oponga a esta ley".

Por el momento, la ley tiene garantizado el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Izquierda-Ezkerra y los tres parlamentarios de Podemos. Para que saliera adelante, sería necesario que los cuatro parlamentarios de Orain Bai la apoyaran, por lo que algunas de las fuerzas del cuatripartito han pedido a Orain Bai a lo largo de los últimos días que apoye esta ley.

Ramón Alzórriz ha señalado que "Bildu está presionando y sabemos todos cómo funciona Bildu y la manera de presionar que tiene Bildu, la que ha tenido toda la vida, amenazando, como ha hecho con Orain Bai o con Podemos". "No sabemos lo que habrá acordado con Podemos para que desde Madrid Eduardo Santos -secretario general del partido en Navarra y diputado en el Congreso- diga lo que tiene que votar Podemos en Navarra", ha indicado, para esperar que "la izquierda sea consciente de las necesidades y no dé su voto favorable a esta ley".

Además, el secretario de Organización del PSN ha dicho a la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, que "así no se gobierna Navarra, este no es el Gobierno que quieren los navarros".