Denuncian que no se cumplieron los protocolos de agresiones

NATV
-
Fachada del edificio donde se produjo la supuesta agresión - Foto: NATV

La Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista denuncia que "no se han respetado los protocolos establecidos" y que la mujer que ha denunciado una agresión sexual en la calle Jarauta "no tuvo asistencia letrada, médica, ni psicológica".

"De nada sirven los recursos existentes para asistir a mujeres que sufren violencia si quienes tienen obligación de informar y proveerlos no se implican en su cumplimiento, saltándose los protocolos de actuación establecidos y enviando comunicados de prensa que fomentan el amarillismo y conllevan un grave perjuicio para la mujer agredida", asevera en un comunicado, en el que muestra todo su apoyo y solidaridad a la mujer.
Al mismo tiempo reitera que las agresiones sexistas "no son sucesos aislados, ni cosas que les pasan a algunas mujeres", sino que la violencia que sufren las mujeres es "estructural y universal y todas las agresiones, de la intensidad y la forman que sean tienen que ser rechazadas de manera firme, todas, sin excepción".
En ese sentido insiste que en que "tildar unas agresiones de más o menos graves solo consigue justificar unas agresiones frente a otras, la gravedad de una agresión la determinan las mujeres que la han sufrido y no los hechos en sí".
Igualmente indica que el tratamiento informativo que algunos medios de comunicación han dado a este caso en particular, con entrevistas a los agresores o detalles escabrosos, "no hacen más que alimentar el morbo, revictimizar a la mujer que ha sufrido la agresión y poner en el foco de la noticia cuestiones que nada tienen que ver con los motivos por los que las mujeres sufren violencia, que no es otro que el sistema heteropatriarcal".
Igualmente denuncia "la actuación absolutamente irresponsable de quienes lejos de proteger, acompañar y asegurar el bienestar de la mujer agredida han dedicado sus esfuerzos a filtrar a los medios de comunicación informaciones sesgadas y malintencionadas que distan mucho de la responsabilidad y seriedad con la que ha de tratarse la violencia contra las mujeres".
Eso además, añade, atenta "gravemente contra la intimidad y con la petición expresa de que la agresión no se hiciera pública por parte de la mujer agredida".
Por su parte el movimiento okupa del Casco Viejo de Pamplona denuncia la "vergonzosa mediatización" de esa agresión machista y señala que "se ha desviado de manera interesada el foco de lo ocurrido". Alude de esta forma a informaciones que inciden en que los hechos han tenido lugar en un piso okupado.
"Lo que aquí está sobre la mesa es un hecho de suma gravedad: la violenta agresión machista que se cometió contra una mujer en un piso del barrio. Esto está siendo utilizado con la finalidad concreta de deslegitimar la okupación, cuestión que nos resulta intolerable", señalan en un comunicado.