Educación detecta 5.557 posibles casos de acoso en un año

Efe
-

En la mayoría de las ocasiones fueron los padres los que comunicaron el bullying, ya que solo el 3,8 por ciento de los menores agredidos se atrevieron a denunciarlo

El Ministerio de Educación ha detectado 5.557 posibles casos de acoso escolar en un año, de los que la mayoría, siete de cada 10, llevaban produciéndose durante meses o años, y más de la mitad de las víctimas lo sufría prácticamente a diario.
Así lo reflejan los datos del Teléfono contra el Acoso Escolar del Ministerio de Educación y Formación Profesional según los cuales, este servicio atendió 12.799 llamadas entre noviembre de 2017 y octubre de 2018, un descenso respecto al mismo período del año anterior cuando se atendieron 25.366 llamadas.
Esta disminución se debe a que durante ese período, varias comunidades autónomas pusieron a disposición de los menores sus propios teléfonos contra el acoso.
Educación detecta 5.557 posibles casos de acoso en un añoEducación detecta 5.557 posibles casos de acoso en un año - Foto: MIGUEL ANGEL MOLINAEn la mayoría de los 5.557 posibles casos de acoso detectados (79%), quienes lo comunicaron fueron las madres o padres de las víctimas ya que solo el 3,8% de los menores agredidos se atrevieron a denunciarlo.
Según los datos del Ministerio que dirige Isabel Celaá difundidos con motivo del Día Mundial contra el Acoso Escolar que se celebra el 2 de mayo, casi la mitad de las víctimas, el 46%, tenía entre 10 y 13 años, mientras que el 17% eran más pequeños, de entre ocho y nueve.
Y apenas hay diferencia por sexos: el 49% de las posibles víctimas eran chicas frente al 48% de los chicos.
En el caso de los acosadores, de los que el 30% tenía entre 11 y 13 años, la diferencia por sexos es mayor.
Así, aunque los posibles acosadores forman parte, mayoritariamente de un grupo mixto de niños y niñas, ellos suponen un 39 % (individualmente y en grupo) frente al 25 % de niñas.


Insultos. En cuanto al tipo de acoso, dentro del psicológico, el más común fueron los insultos, en un 39% de las llamadas.
En los casos de acoso físico, la mayoría de las víctimas, el 64%, sufrió golpes y empujones, mientras que en los de ciberacoso, las agresiones más comunes (78%) son los insultos o risas a través de las redes.
Dentro del denominado acoso social, la más frecuente era no dejar participar en actividades a la víctima, situación que sufrieron un 33% de los menores agredidos
En los posibles casos de acoso sexual detectados, la mitad de las víctimas fue degradada con insultos o comentarios obscenos, cuatro de cada 10 padeció acoso o intimidación y el 11% denunció abusos sexuales.
De los casos atendidos por el Teléfono contra el Acoso Escolar, el problema había sido comunicado a los padres y a los profesores en el 25 y 22% de las casos.
Casi la mitad de las posibles víctimas denunciaron que se sentían intimidadas ante lo que les estaba sucediendo y entre los problemas psicológicos que registraban destaca la ansiedad, en el 40% de los casos, y la tristeza, en el 36%.
El acoso también general problemas físicos como los digestivos, que afectaban al 30 % de los acosados, y de sueño, en el 26 %.
Además, el acoso genera que la mitad de las víctimas tenga dificultades con las relaciones sociales y no quiera ir al colegio y que, en uno de cada cuatro casos disminuya el rendimiento escolar.
El teléfono contra el acoso escolar del Ministerio de Educación y Formación Profesional es el 900 018 018, es un servicio gratuito, confidencial, anónimo, está operativo las 24 horas y es atendido por psicólogos apoyados por trabajadores sociales y abogados.