Para el TSJN, el Ayuntamiento adjudicó publicidad sin pliego

NATV
-
Para el TSJN, el Ayuntamiento adjudicó publicidad sin pliego

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra declara que el Ayuntamiento de Pamplona actuó al margen del procedimiento establecido en la adjudicación de la publicidad institucional desde 2016. El consistorio presentará un recurso a esta sentencia.

En la sentencia, contra la que solo cabe recurso de casación, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN estima parcialmente el recurso interpuesto por Glocal Influence, editora del periódico digital Navarra.com, contra una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Pamplona que había fallado a favor del Ayuntamiento, según ha informado el TSJN en una nota.

El pleito tiene su origen en la apelación presentada contra la sentencia que desestimaba el recurso interpuesto por la editora del diario digital contra la resolución de 17 de mayo de 2017 del director del área de Gobierno Transparente del Ayuntamiento de Pamplona, por el que solicitaba el cese de la "actuación discriminatoria consistente en vetar la participación de Navarra.com en los procedimientos de contratación de publicidad institucional".

En dicho recurso, el periódico solicitaba 141.483 euros de indemnización por el perjuicio causado en 2016 y 2017, una pretensión también desestimada ahora por el TSJN.

La sentencia de instancia desestimó el recurso al considerar que no existió vía de hecho dado que las contrataciones se realizaron en aplicación del acuerdo de la Junta Local de 17 de enero de 2012, por el que se aprobaba el pliego de condiciones para la contratación de la publicidad institucional del Ayuntamiento, pliego sucesivamente prorrogado.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior sostiene, a la vista de la documentación obrante en el expediente judicial remitido, que "lo cierto es que en este caso no existen condiciones esenciales de contratación; no se ha aprobado dicho documento de condiciones técnicas ni administrativas, que es el que garantiza la concurrencia en condiciones de igualdad de los interesados".

El Tribunal considera que no tiene esa consideración el plan de actuación 2015-2019, que se limita a sentar unos criterios generales de adjudicación y a realizar una propuesta de las cantidades presupuestadas sobre la que directamente se ha contratado con los medios reseñados en el documento.

"No es un pliego que especifique condiciones técnicas, económicas y jurídicas sobre las que luego negociar la contratación y no ha sido aprobado por el órgano competente para aprobar pliegos en el Ayuntamiento de Pamplona por lo que no tiene la condición de acuerdo sino que es un mero documento interno que no da cobertura jurídica a los contratos que se han celebrado, a diferencia de lo que ocurría con el acuerdo de 17 de enero de 2012", exponen los jueces.

La aprobación por el órgano competente, añaden los magistrados, no puede entenderse sustituida por el informe de viabilidad jurídica, que se limita a señalar que se cumple lo dispuesto en la ley estatal de publicidad y comunicación institucional, pero no aprueba un pliego de condiciones esenciales de la contratación que es lo que se exige para este tipo de contratos por la normativa navarra.

"En definitiva, nos hallamos ante una contratación de la publicidad institucional del Ayuntamiento de Pamplona que no reúne los requisitos exigidos por la normativa vigente, pues habiéndose optado por el procedimiento negociado sin publicidad a pesar de que no existe un único adjudicatario, no consta aprobado el preceptivo documento de condiciones esenciales, de manera que el Ayuntamiento ha incurrido en vía de hecho por falta de procedimiento, al adjudicar a diferentes empresas y medios de comunicación la publicidad institucional contratada por dicha institución a partir del 1 de enero de 2016", concluye la Sala.

RECHAZA INDEMNIZAR AL RECURRENTE CON 141.483 EUROS

El Tribunal, no obstante, rechaza indemnizar al periódico recurrente, tal y como solicitaba en su demanda, por el perjuicio sufrido, por no haber sido adjudicatario de los contratos de publicidad institucional del Ayuntamiento de Pamplona para los medios digitales.

Al respecto, los magistrados consideran que "todo el procedimiento de contratación es nulo por faltar el elemento esencial relativo a la aprobación de las condiciones esenciales, de manera que no es posible, sin perjuicio de lo que se resuelva en fase de ejecución de sentencia, conceder indemnización alguna, pues para ello es procedente repetir el proceso de adjudicación previa aprobación de las condiciones esenciales, para saber si la apelante resulta conforme a ellas adjudicataria del contrato o no".

El Tribunal, por tanto, estima parcialmente el recurso y revoca la sentencia de instancia, y anula la resolución del director del área de Gobierno Transparente del Ayuntamiento por la que se denegaba el requerimiento efectuado de que cesara la vía de hecho denunciada.

RECURSO DEL AYUNTAMIENTO

El Ayuntamiento ha anunciado, por medio de una nota de prensa, que los Servicios Jurídicos del consistorio van a interponer recurso de casación contra la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

Discrepan de la valoración jurídica hecha y consideran que “el Ayuntamiento de Pamplona ha adjudicado todos los contratos a los medios de comunicación mediante los procedimientos que los Servicios Jurídicos estiman adecuados a la legislación de contratos y previa aprobación por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona”. Además, señalan que mientras el presupuesto del Consistorio para la publicidad digital es de 12.000 euros la cantidad reclamada por la empresa asciende a 141.000 euros. Asimismo, indican que no se aceptó la oferta por no cumplir con otros requisitos del plan de actuación que es el que establecía los criterios de reparto de la partida presupuestaria aprobada por el Ayuntamiento.

Asiron contrató publicidad institucional sin pliegos
Asiron contrató publicidad institucional sin pliegos