Ibar pide la repetición del juicio que le declaró culpable

EFE
-

Tras el veredicto de culpabilidad del jurado, el juez de Fort Lauderda le condenó a cadena perpetua por los asesinatos de Casimir Sucharsky, dueño de un club nocturno, y las modelos Sharon Anderson y Marie Rogers cometidos el 26 de junio de 1994

Ibar pide la repetición del juicio que le declaró culpable

El español Pablo Ibar pedirá la repetición del juicio tras el que fue condenado a cadena perpetua el pasado mes de mayo tras haber estado dieciséis años en el corredor de la muerte por un triple asesinato cometido en Miami (Estados Unidos) en 1994 por el que en 2000 se le impuso la pena de muerte, luego anulada.
Tras el veredicto de culpabilidad del jurado, el juez de Fort Lauderdale (Florida) Dennis Bailey le condenó a cadena perpetua por los asesinatos de Casimir Sucharsky, dueño de un club nocturno, y las modelos Sharon Anderson y Marie Rogers cometidos el 26 de junio de 1994.
En rueda de prensa el padre de Pablo Ibar, Cándido Ibar, y el presidente de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, Andrés Krakenberger, han anunciado que la sentencia será apelada para solicitar la repetición del juicio por irregularidades durante el mismo y dado que "existen numerosas pruebas de su inocencia".
Andrés Krakenberger ha explicado que de prosperar la petición Pablo Ibar volvería a someterse a juicio tras el primero celebrado en 1997, que al no alcanzar el jurado la mayoría necesaria entonces para un veredicto tuvo que repetirse en 2000, cuando terminó en la pena de muerte.
En 2016 el Tribunal Supremo de Florida anuló la condena a muerte de Pablo Ibar y ordenó repetir el juicio, que ha concluido con la sentencia que le ha impuesto cadena perpetua.
Cándido Ibar ha comentado que su hijo está en la prisión de Okechobee (Florida), con dos mil reclusos, y ha asegurado que aunque se encuentra fuerte pasa momentos de miedo porque es una cárcel de gran peligrosidad con enfrentamientos continuos entre pandillas.
Ha relatado que de hecho nada más entrar en esta cárcel su compañero de celda recibió siete cuchilladas y no sabe qué le ha ocurrido. Y ha apostillado: "No es el corredor de la muerte pero si no le sacamos de ahí es como si lo fuera".
Andrés Krakenberger ha explicado numerosas irregularidades cometidas en el juicio que la defensa de Pablo Ibar alegará en su recurso.
Entre ellas ha destacado "prácticas corruptas de la Policía, que alentó testimonios económicamente, amenazas a personas para que atestiguaran contra Pablo Ibar, amaños de ruedas de reconocimiento y el no aseguramiento de la cadena de custodia de las pruebas".
Además, "la Fiscalía recurrió a un programa de análisis de ADN que es una atracción de feria y que es rechazado en casi todos los tribunales de Estados Unidos".
Por contra ha mantenido que la defensa aportó unos peritos que "demostraron que el rostro que aparece en el vídeo en el que quedaron grabados los hechos no se corresponde con el de Pablo Ibar".
Ha comentado que mostrando ese vídeo y "señalando con el dedo a Pablo Ibar" el fiscal "llevó a los miembros jurado a decidir con las tripas diciéndoles que no dejaran escapar a este criminal, en una extralimitación de sus funciones".
Asimismo, ha indicado que tres días después del veredicto un miembro del jurado denunció que había sido objeto de presiones dentro del mismo porque no quería apoyar la unanimidad necesaria para la condena "pero el juez optó por expulsarle".
Ha agregado además que el juez prohibió a la defensa informar al jurado de que el otro acusado del triple crimen ya fue absuelto en otro juicio.
Asimismo ha recordado que tras el juicio de Pablo Ibar el magistrado fue reprendido por el Tribunal Supremo de Florida por malas prácticas en otro procedimiento, así como que su esposa intervino como fiscal en el caso del español en una de las fases de apelaciones anteriores.
Andrés Krakenberger ha anunciado que su organización pasa ahora a llamarse Asociación Pablo Ibar Juicio Justo, cuya página web es www.pabloibar.com y que ha abierto una nueva campaña de microfinanciación (crowfunding) para pagar los gastos de la apelación, que pueden alcanzar los 300.000 dólares.