El Ayuntamiento de Pamplona abre sus puertas a las rojillas

NATV
-

Tras la recepción en el Palacio de Navarra, las jugadoras de la primera plantilla del Club Atlético Osasuna son rebibidas en el Ayuntamiento de Pamplona como reconocimiento a su ascenso a la Primera División B.

El Ayuntamiento de Pamplona ha querido reconocer este mediodía la temporada realizada por el Club Atlético Osasuna femenino con una recepción institucional en la Casa Consistorial. El Ayuntamiento homenajea así a un equipo que esta temporada 2018 - 2019 ha logrado el liderato de su grupo de Segunda División, ha obtenido el ascenso a la recién creada Primera B y ha disputado el play off de ascenso a la Liga Iberdrola, cayendo en la penúltima ronda.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y miembros de la Corporación municipal han asistido al acto que ha tenido lugar en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial. En las intervenciones, el alcalde ha agradecido el esfuerzo del equipo y ha destacado la movilización que han provocado en la sociedad, que les ha convertido en referentes sobre todo de muchas chicas en Pamplona y en toda Navarra. Luis Sabalza, y la capitana Mai Garde han agradecido al Ayuntamiento que les haya recibido y han apostado por seguir con el desarrollo deportivo del proyecto de Osasuna Femenino. Durante el acto ha habido también un intercambio de regalos. De parte del Ayuntamiento, el alcalde les ha entregado una llave de la ciudad y, por parte de Osasuna, el presidente del club Luis Sabalza y la capitana Mai Garde han regalado al Consistorio una camiseta con la firma de todas las jugadoras enmarcada.

Osasuna Femenino ha llegado a la Casa Consistorial en el autobús del equipo para participar en esta recepción. Han acudido todas las jugadoras (excepto la delantera Sara Carrillo, convocada para el Mundial sub-17), así como el cuerpo técnico formado por el entrenador Mikel Bacaicoa, el segundo Gurutz Echarte y el preparador físico David Rivera. Osasuna Femenino logró el liderato de uno de los siete grupos que conformaban la Segunda División, ganando 22 partidos de los 26 disputados, con solo dos empates y dos derrotas. Este resultado les garantizó el ascenso a la recién creada Primera División B y les clasificó también para el play off de ascenso a la Liga Iberdrola, la máxima categoría del fútbol femenino nacional. Finalmente, en la eliminatoria de semifinales, el equipo perdió ante el Santa Teresa pacense, por el valor doble de los goles fuera de casa a pesar de haber ganado el partido de vuelta disputado en El Sadar (2-1 en Pamplona, derrota 1 -0 en Badajoz).

Además del éxito deportivo, el equipo ha conseguido reimpulsar el fútbol femenino en Navarra. No en vano, tres de los partidos que ha disputado en casa los ha jugado en el estadio de El Sadar, congregando a más de 10.000 personas el día del Eibar, 7.500 ante el Alavés cuando se jugaban el liderato del grupo en Segunda División y más de 5.200 personas ante el Santa Teresa, en el último partido de play off.

Tras la recepción en el Ayuntamiento de Pamplona, Osasuna Femenino se ha desplazado a la capilla de San Fermín para realizarse una fotografía con la imagen del santo.

El Ayuntamiento de Pamplona abre sus puertas a las rojillas
El Ayuntamiento de Pamplona abre sus puertas a las rojillas
El Ayuntamiento de Pamplona abre sus puertas a las rojillas
El Ayuntamiento de Pamplona abre sus puertas a las rojillas