Rivera: "¿Creen que dando más poder a Torra se llega a algo?"

M.C.S. (EFE)
-

El candidato de Cs llama a tomar el control en Cataluña, carga contra la corrupción de PP y PSOE y señala la España vaciada como el gran reto

Debate a 5 - Foto: Juan Carlos Hidalgo

«Esto no es un souvenir del muro de Berlín. Esto es un adoquín de Barcelona». Así arrancó ayer el debate el líder de Cs, Albert Rivera, mientras enseñaba una baldosa rota lanzada contra los Mossos en las protestas secesionistas por la sentencia del procés. Y es que, para el dirigente naranja, Cataluña fue el gran tema recurrente en el enfrentamiento a cinco. Una cuestión de la que culpó a PSOE y a PP por, a su juicio, haber intentado callar el desafío independentista a base de ceder competencias al Govern durante años, reclamando el cese del president Torra y la aplicación del 155.
Respecto a la situación de bloqueo político, se comprometió a formar Ejecutivo en un mes si los españoles le dan el apoyo necesario en las urnas, pero si le toca estar en la oposición, a «echar un cable» para que se constituya un Gabinete.
Otro de los ejes de la intervención de Rivera fue su confrontación con el líder del PP, Pablo Casado, y el del PSOE, Pedro Sánchez, a causa de la corrupción. Así, al primero le pidió que «suelte lastre» de los casos de su partido y le reprochó  que, pese a que gobiernan juntos en varias Comunidades y Ayuntamientos, les «cuesta muchísimo». Al segundo, le reclamó que aclarase si pensaba dimitir cuando se hiciera pública la sentencia de los ERE
En este sentido, el presidente naranja aludió al que llamó  «impuesto de corrupción del bipartidismo» (el ICB, como mostró en un cartel). «Si dejaran de robar, Casado y Sánchez, cada español tendría 1.000 euros más en el bolsillo», subrayó.
De la misma manera, interpeló al líder del PSOE para que aclarara cuál será su política de alianzas tras los comicios y, ante la falta de respuesta de este, espetó: «el que calla otorga». 
Cuando el debate entró en el terreno de la memoria histórica, Rivera achacó a sus rivales una vuelta a 1936, y les increpó: «Volvamos a 2019. El problema de España es sacar hoy a su familia adelante no el siglo pasado». Una acusación que vertió sobre sus rivales, afirmando que les gusta dividir para no hablar de Educación y Futuro, mientras que por parte de Cs lo que se busca en defender la unidad, el empleo digno, el apoyo al mundo rural y la eliminación de los chiringuitos políticos