La revolución del Seat León

Agencias - SPC
-

La compañía de Martorell presenta el nuevo modelo, que crece en dimensiones, espacio y conectividad, además de introducir una variante híbrida enchufable

La revolución del Seat León

Un vehículo destinado a redefinir el segmento de los compactos. Así es el nuevo Seat León, el primer automóvil totalmente conectado de la compañía, tras invertir más de 1.100 millones de euros en su desarrollo y la mejora de las instalaciones de producción del modelo.
La cuarta generación, que llegará al mercado en el segundo trimestre de este año, se ha lanzado al mercado con motores más eficientes, un mayor dinamismo, nuevos niveles de conectividad y un diseños más atractivo.
El León ha sido el vehículo más vendido en España en los últimos tres años llega semanas después del récord histórico de ventas a nivel mundial en 2019, con 574.100 unidades. El turismo ha sido diseñado y desarrollado en el centro técnico de Martorell y se ha empezado a ensamblar junto con el modelo actual hasta mediados de año.
La revolución del Seat LeónLa revolución del Seat LeónEl vehículo, que también tendrá una versión Cupra, cuenta con una gama de motores de gasolina, diésel, gas natural comprimido (TGI), micro híbrido o mild-hybrid (eTSI), e híbrido enchufable PHEV, y tendrá dos versiones: la de cinco puertas, con 4,3 metros de largo, y la Sportstourer familiar con 4,6.
El León se basa en el atractivo de su predecesor, pero adquiere una personalidad más marcada, que presenta superficies más lisas y fluidas, y combina a la perfección sus curvas y aristas. Si bien la estética exterior es lo que más llama la atención, su diseño también contribuye a aumentar la eficiencia general del vehículo gracias a su aerodinámica mejorada.
En la parte delantera muestra una mayor personalidad con una conexión más sólida entre la parrilla y los faros, generando un efecto tridimensional. Los faros Full LED, situados en una posición más retrasada, aportan una zona de enfoque más profunda que los usuarios reconocen al instante.
Las superficies de esta cuarta generación han evolucionado, con formas más potentes. La luz, según se refleja en la pintura y se desplaza por toda la carrocería, permite apreciar mejor los matices del tono y los cambios en el color. De este modo, se crea un vehículo con una estética cambiante.
En su interior, el diseño sitúa al conductor y al resto de los ocupantes en el centro del habitáculo. Minimalista y elegante, destaca por su gran funcionalidad y sensación acogedora. El protagonista principal del interior es la pantalla central de 10 pulgadas que incluye el sistema de control gestual mediante el reconocimiento de determinados gestos con la mano, facilita una interacción precisa con los ocupantes y reduce la cantidad de botones físicos necesarios. 
En el apartado de seguridad, el coche integra algunos de los sistemas de asistencia a la conducción más avanzados del mercado, incluido el control de crucero adaptativo predictivo, asistente de emergencia 3.0, y asistente lateral y de salida, que juntos protegen al vehículo y a sus ocupantes en los desplazamientos y cuando está estacionado.
Asimismo, el sistema Connectivity Box permite cargar la batería del teléfono mediante la tecnología de inducción, sin cables, y cumple con los protocolos estándar consiguiendo que los usuarios no tengan que preocuparse por la batería de sus dispositivos.
Una vez fuera del vehículo, gracias a la aplicación Seat Connect, los usuarios pueden acceder de forma remota a los datos de su vehículo (posición actual y estado del vehículo, incluidas puertas y luces), configurar alertas de velocidad para recibir avisos si alguien que usa su coche está conduciendo demasiado rápido, así como alertas de área y antirrobo, abrir y cerrar las puertas con el servicio de bloqueo y desbloqueo, o activar de forma remota la bocina y los intermitentes para encontrar el coche fácilmente.