La conquista del Bernabéu

Diego Izco (SPC)
-

Durante más de un siglo, el Barcelona apenas había podido ganar en 20 ocasiones en el estadio del Real Madrid. Sin embargo, desde aquel 2-6 de mayo de 2009, ya son 10 las victorias visitantes en 17 partidos

La conquista del Bernabéu - Foto: SUSANA VERA

Un 12 de mayo de 1902, hace ‘apenas’ 117 años y 27 antes de que se celebrase la edición inaugural de la Liga española, se disputó el primer ‘clásico’ de la Historia. Curiosamente, eran semifinales de la Copa del Rey (el torneo sirvió para honrar la coronación de Alfonso XIII), y no tan curiosamente, el Barcelona ganó (1-3) en el Hipódromo de la Castellana ante 2.000 espectadores según las crónicas de la época: dos de Steinberg y uno de Joan Gamper para los visitantes, mientras que Johnson firmó el de los locales. 
Se podría pensar que aquella fue la primera ‘pica’ azulgrana en los cimientos del Santiago Bernabéu (también ganó en la capital en el estreno de la Liga, 1-2, un 17 de febrero de 1929); se podría pensar también que ha sido una ‘sana’ costumbre culé la de llegar, jugar y conquistar la plaza más complicada de España;y, asimismo, se podría pensar que, a tenor de los últimos resultados de los ‘clásicos’ disputados en Madrid, fue solo el primer hito de muchos. Pero no. La sensación de dominio azulgrana (y la estadística) pertenece exclusivamente a la última década. De los 17 partidos disputados desde 2009 en Chamartín, 10 cayeron del lado de los catalanes, cuatro de los locales y tres acabaron en empate.

Punto de inflexión
Todo cambió el 2 de mayo de 2009, cuando el Barcelona de Guardiola plantó aquel 2-6 en el marcador. Dos de Henry, dos de Messi, uno de Puyol y otro de Piqué abrieron una década mágica en lo que algunos periódicos madrileños llamaron tras el triunfo culé en Copa el ‘Camp Bernabéu’. A falta de lo que suceda hoy en la jornada liguera, el Madrid como local solo ha podido ganar dos choques de Liga y dos de Supercopa en este período. 
Pero, ¿cuánto han cambiado la historia del ‘clásico’ estos 10 años? Blancos y blaugranas se han enfrentado 274 veces, 241 de ellas en partidos oficiales y 121 en el Santiago Bernabéu (o el Hipódromo, O’Donell o Chamartín). Hasta mayo de 2009, el combinado merengue era el claro dominador en las visitas azulgranas: resten de esas 121 los 17 ya mencionados y queda un panorama incuestionablemente blanco, casi resplandeciente. De104 duelos oficiales en la capital, 61 terminaron con victoria local, 23 en empate y solo en 20 ocasiones el triunfo fue para los visitantes. Es decir, el Barça ha sellado en apenas 10 años la mitad de los triunfos de los que había logrado en los 107 años precedentes. 

Goles
Esos números, hasta el 4-1 de mayo de 2008 (Raúl, Robben, Higuaín y Van Nistelrooy; Henry), hablan de un 59 por ciento de victorias merengues frente al pobre 23 por ciento actual; de un 22 por ciento de empates frente al 17 de la última década; y de la voltereta definitiva en el casillero del Barça: del 20 por ciento durante más de un siglo al 59 por ciento en las últimas temporadas. 
El gol lo ha marcado todo en semejante cambio. Es cierto que el cuadro culé había logrado resultados meritorios en casa del gran rival, como el 0-5 que firmó con Johann Cruyff el 17 de febrero de 1974, pero el Madrid dominaba ampliamente la parcela anotadora: en la estadística figuran aquel 8-2 de la Liga 34/35, el 11-1 de la Copa del Generalísimo en las semifinales de 1943 o más recientemente el 5-0 de la Liga 94/95. 
Hasta 2009, el cuadro de Concha Espina le había hecho al catalán 230 tantos y apenas había recibido 125. Desde 2009, el balance es de 22 goles locales y 39 visitantes. Es decir: redondeando los guarismos, el marcador del Bernabéu ha pasado del 2-1 al 1-2 en la última década. 

Copa: talismán
El Barcelona, no obstante, siempre mantuvo el equilibrio estadístico en su competición fetiche, la Copa. Contando solo los formatos del KO doméstico (Copa del Rey, de la Liga y del Generalísimo) fueron 18 enfrentamientos en el Bernabéu hasta 1997 -no volvió a haber duelo copero en la capital hasta 2012-, y el cuadro catalán se defendió: seis victorias locales, seis empates y seis visitantes. 
Y es que la Copa ha permitido a los culés batir varias plusmarcas en Chamartín: con independencia de lo que suceda en la Liga, ha ‘corregido’ el desequilibrio previo e igualado la estadística global del ‘clásico’: 95 triunfos cada uno y 51 empates. Además, ha logrado ser el primer equipo en alcanzar seis finales consecutivas y ampliar el récord de eliminatorias seguidas ganadas en un mismo torneo (24), dos cifras brutales que llevan a la acusación de aquel 23 de enero, cuando el Barcelona perdía 2-0 en Sevilla, de estar ‘tirando’ la Copa. Pero el 6-1 de vuelta ante los andaluces y la eliminatoria superada ante los blancos permiten a los blaugranas seguir escribiendo su idilio con una competición que ya ha conquistado 30 veces, 11 más que el Madrid.
 Además, el 25 de mayo el Barça podría firmar un nuevo récord en el Benito Villamarín: si ganan al Valencia en la final, se convertirán en el único equipo que ha levantado la Copa en cinco ocasiones consecutivas.