Guaidó admite que la 'Operación Libertad' no funcionó

Europa Press
-
Guaidó admite que la 'Operación Libertad' no funcionó - Foto: STRINGER

El opositor reconoce que esperaba una mayor oleada de deserciones dentro del Ejército que forzaran la dimisión de Maduro y se muestra partidario de una posible intervención de Estados Unidos para acabar con la crisis venezolana

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, ha reconocido este sábado los errores cometidos esta semana al esperar que más militares apoyasen la denominada Operación Libertad, con la que espera lograr el "cese definitivo" de la "usurpación" del régimen de Nicolás Maduro. 
En una entrevista concedida al diario The Washington Post, Guaidó ha admitido que esperaba que al producirse una oleada de deserciones dentro del Ejército, Maduro dimitiese. Sin embargo, el llamamiento de Guaidó para que los militares se "sumasen al proceso de cambio" no produjo deserciones masivas. 

El opositor pidió la víspera a los opositores que se congregaran a las puertas de los destacamentos militares para pedir a los uniformados, nuevamente, que desobedezcan a Maduro pero esta llamada encontró una escasa respuesta en todo el país y en Caracas apenas un puñado de personas atendieron la solicitud del líder reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 Gobiernos.
El grupo más numeroso de antichavistas se dirigió hacia el puesto de control militar de la residencia presidencial La Casona, que hace años no ocupa ningún mandatario, donde fueron bloqueados por un piquete de policías que cortaban el paso equipados con material antidisturbios.
"Tal vez necesitemos más soldados o, tal vez, necesitamos que más altos cargos del régimen estén dispuestos a respaldar la Constitución", ha señalado en esta entrevista. 
Tras ser preguntado sobre qué haría en caso de que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, le ofreciese una intervención en Venezuela, Guaidó ha respondido que le diría lo siguiente: "Querido amigo, John Bolton, gracias por toda la ayuda que ha brindado a esta causa. Gracias por la opción, la evaluaremos y probablemente la consideraremos en el Parlamento para resolver esta crisis. Y si es necesario, tal vez la aprobemos". 
En este sentido, Guaidó ha hablado sobre una posible intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, en el marco de la última escalada de tensión en la nación caribeña. "Estamos evaluando todas las opciones. Es bueno saber que aliados importantes como Estados Unidos también están evaluando estas opciones". 
"Sentarse con Maduro no es una opción", ha dicho después de ser preguntado sobre si existía la opción de una mesa de negociación entre ambas partes. "Eso ocurrió en 2014, en 2016, en 2017... El fin de la usurpación es una condición previa para cualquier diálogo posible", ha añadido. Además considera que Maduro no ha ordenado su arresto por que "tiene miedo". 
Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, mantendrá en los próximos días una conversación con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, en la que le trasladará la necesidad de que su país tiene que «salir de Venezuela», para solucionar la actual crisis política. Y es que Washington acusa a Moscú de frenar la dimisión de Maduro, y de frustrar la Operación Libertad alertando al presidente sobre las maniobras políticas de altos cargos chavistas y la oposición para derrocarle, lo que habría hecho que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, reculara.

Manifestantes caminan hacia La Casona para pedir a los militares que abandonen a Maduro Rayner Peña
Manifestantes caminan hacia La Casona para pedir a los militares que abandonen a Maduro - Foto: Rayner Peña