Se inicia la restauración de la imagen de La Dolorosa

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona ha comenzado la restauración de imagen de La Dolorosa ('Nuestra Señora de la Soledad'), además de la intervención sobre los diferentes elementos que componen el paso.

Se inicia la restauración de la imagen de La Dolorosa - Foto: ARCHIVO

La imagen ha sido trasladada este mediodía, tras la celebración ayer del Miércoles de Ceniza, al espacio en el que tendrá lugar el trabajo de los restauradores especialistas de la empresa Art3, ha informado el Consistorio.

Dado que, según los expertos, parte de los daños en la imagen podrían tener que ver con la manipulación de la talla por personal sin formación específica, el Consistorio paralelamente a la restauración va a acometer un Protocolo Técnico de Manipulación que sirva como manual de actuación para todo el personal sin formación específica que traslade, coloque y mantenga esos bienes.

El conjunto de la restauración de imagen y paso, único de propiedad municipal y el más antiguo de la Semana Santa pamplonesa, está presupuestado en 4.160 euros (IVA no incluido), una cantidad que se desglosaría en 1.500 euros para la intervención específica en la talla, 2.600 euros en el resto del paso y 60 en el protocolo.

El plazo de intervención estimado es de un mes, según las mismas fuentes, que indican que la Dolorosa es un elemento del patrimonio histórico-artístico de la ciudad.

Durante las próximas semanas la imagen será separada de su peana para revisar el sistema de fijación de la talla a la base que está realizado mediante varillas metálicas y, también, para estudiar una fisura aparecida en la madera de una de las extremidades inferiores.

La fijación de la talla, de 166 centímetros, según los especialistas sufre durante los traslados por las oscilaciones y vibraciones del paso procesional. Una estructura metálica, colocada sobre la imagen, sostiene el peso extra que supone el vestido de terciopelo bordado en hilo de oro que cubre la imagen.

Los ropajes actuales datan de 1958 y fueron confeccionados por las Madres Adoratrices de Pamplona. En caso de lluvia, aún se coloca sobre él una capa más: un impermeable de goretex fabricado en 2002.

En esta intervención se acometerá la limpieza superficial de la cabeza, manos, antebrazos, pies y parte baja de las piernas, que son las partes talladas y policromadas con carnaciones de la imagen.

Además de esta limpieza también se eliminará el barniz oxidado y se ejecutará la reintegración volumétrica y cromática de una fina grieta en el rostro y de otras pérdidas de soporte y policromía debidas a pequeños golpes. La intervención culminará con un barnizado mate de protección sobre las partes intervenidas.

Nuestra Señora de la Soledad es la imagen central del único paso procesional de propiedad municipal. La talla se realizó a partir del legado testamentario de 10.000 reales en favor del Ayuntamiento de Pamplona consignado en 1867 por Sofía Villanueva Armendáriz, pamplonesa residente en Tolosa.

Esa cantidad era para un nuevo manto para la imagen de la Dolorosa de la parroquia de San Agustín y el Consistorio decidió encargar entonces una nueva talla al Nobas i Ballbé (Barcelona, 1838-1891), escultor catalán especializado en imágenes religiosas, retratos y escultura funeraria.

La imagen costó 200 pesetas, a las que se sumarían otras 48 pesetas más, en concepto de embalaje y transporte. Es una imagen “de vestir”, y todas las partes de la talla fueron realizadas por separado y ensambladas en un momento posterior.