La mayor dificultad femenina para encontrar trabajo

Raquel Santamarta (SPC)
-

Los empleadores suelen penalizar a las candidatas por su maternidad cuando acceden al mercado laboral, pero los premian a ellos por ser padres

La mayor dificultad femenina para encontrar trabajo

¿Mario o María? Un estudio publicado por el Observatorio Social de ‘la Caixa’ expone que las mujeres tienen de promedio el 30 por ciento menos de probabilidades de ser citadas para una entrevista de trabajo que los hombres con las mismas características. El informe, realizado por María José González, Clara Cortina y Jorge Rodríguez-Menés, de la Universidad Pompeu Fabra, destaca la penalización por maternidad en unos procesos de contratación laboral en los que las mujeres con hijos cuentan con un 35,9 por ciento menos de oportunidades. Por contra, los varones con hijos son los más beneficiados en el orden de llamada.
Se confirma así una discriminación de género en el acceso al mercado de trabajo que, no obstante, se reduce cuando los candidatos están mejor preparados para el puesto de lo que se pide en la oferta. «Los empleadores modifican sus decisiones cuando las mujeres demuestran tener más competencias», aseguró González, apuntando al dominio de idiomas, una sólida carrera profesional o la experiencia en tareas de supervisión.
La investigadora descartó la existencia de prejuicios contra las mujeres, pero sugirió la pervivencia de estereotipos sobre su productividad. En este sentido, puso de manifiesto que «la discriminación es prácticamente nula en aquellas candidatas sin hijos altamente cualificadas». «La equiparación de los permisos de paternidad y maternidad a partir de 2021 parece el camino más seguro para conseguir un trato igualitario en los procesos de selección», indicó Rodríguez-Menés.
El estudio ¿Tienen las mujeres menos oportunidades de ser contratadas? refleja tres datos que muestran desigualdad entre mujeres y hombres: la menor tasa de empleo de ellas (en 2017, el 67,1 por ciento de las mujeres estaban trabajando, frente al 79,2 por ciento de los hombres), la mayor presencia de contratos a tiempo parcial entre las mujeres (el 24,1, frente al 7,3 de los hombres) y el salario base más bajo entre las mujeres (el  de ellas es entre el 20 y el 35  por ciento inferior al de los hombres).
González, que llamó a la reflexión sobre estas cifras, explicó que para esta investigación se enviaron currículos ficticios de personas de entre 37 y 39 años a 1.372 ofertas de trabajo reales en Madrid y Barcelona. Los perfiles (más de 5.600) respondían a ofertas de 18 ocupaciones distintas que variaban en grado de feminización, cualificación requerida y responsabilidad. «Hay que tender puentes entre la academia y allí donde se toman las decisiones para tener políticas públicas más eficientes», defendió el director del Área de Estrategia, Prospectiva y Comunicación Interna de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Ignasi Calvera.