Transportaban 720 kilos de comida en condiciones inadecuadas

NATV
-

La Guardia Civil de Navarra ha interceptado tres furgonetas que transportaban alimentos perecederos destinados a supermercados de la zona de Pamplona, los cuales eran transportados sin autorización y en unas condiciones inadecuadas.

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, durante un control preventivo de vehículos en la AP-15, en Imarcóain, encontraron en un convoy de tres furgonetas gran cantidad de mercancías perecederas (congeladas y refrigeradas) en unos recipientes tipo nevera. Las furgonetas no disponían de sistemas de refrigeración eléctrica o similar, que mantuviera la necesaria cadena de frío de los productos.

Los alimentos incautados eran transportados de manera oculta entre otros alimentos no perecederos, algunos de los cuales eran congelados y ya estaban en avanzado estado de descongelación, ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

Los agentes comprobaron las documentaciones de los tres vehículos y constataron que las furgonetas que transportaban la mercancía carecían de la obligatoria Autorización para el Transporte de mercancías Perecederas (ATP).

Transportaban 720 kilos de comida en condiciones inadecuadasTransportaban 720 kilos de comida en condiciones inadecuadas - Foto: Guardia Civil

Además, se verificó que los tres vehículos circulaban con exceso de peso y habían sido modificadas algunas partes del vehículo para disimular dicho exceso de peso.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil solicitó la colaboración de los agentes del Seprona y del Instituto de Salud Pública del Gobierno de Navarra, que fueron los encargados de levantar las respectivas activas y comprobar que los contenedores donde se transportaban los productos no disponían de equipos de frío constante.

Posteriormente, se procedió al depósito de la mercancía perecedera, un total de 124 envases con un peso final de 720 kilogramos, para su destrucción en el Centro de Tratamiento de Residuos urbanos de Góngora, evitando así con esta actuación un peligro potencial para los consumidores finales, ya que supuestamente el destino de dichos alimentos era su venta al por menor en comercios de la comarca de Pamplona, han señalado desde la Guardia Civil.

Transportaban 720 kilos de comida en condiciones inadecuadasTransportaban 720 kilos de comida en condiciones inadecuadas - Foto: Guardia Civil