Muguruza, ilusionada con los retos de 2020

Agencias
-

La española inicia una nueva etapa con Conchita Martínez como entrenadora en la que su objetivo es elevar el nivel para poder volver a pelear por grandes títulos

Muguruza, ilusionada con los retos de 2020 - Foto: EDGAR SU

Garbiñe Muguruza vive un período de transición. La ruptura con su entrenador, Sam Sumyk, el pasado mes de julio dio paso a un momento de incertidumbre que se tornó en ilusión con el anuncio de que la hispanovenezolana comenzaba una nueva etapa con Conchita Martínez como preparadora. Tras un año difícil, la jugadora vuelve a sonreír y a plantearse metas importantes de cara a 2020, sabedora de que la competencia cada vez es más dura.
«Hay muchas jugadoras nuevas y estar a un nivel tan alto durante tanto tiempo es muy complicado. No puedes bajar ni medio escalón. Son muchos detalles que hay que cuidar todo el tiempo. Eso es un reto», explicó Muguruza.
«Es imposible pensar que somos máquinas», subrayó la jugadora de Caracas, que llegó a ser ‘número uno’ mundial en 2017 y que tiene dos grandes, Roland Garros y Wimbledon, en su haber. Sin embargo, en la última temporada solo levantó un título, en Monterrey, y cayó hasta la posición 35 del ráanking mundial.
Además, pide no olvidar que muchas de las tenistas son «casi adolescentes, jóvenes veinteañeras que están a la vista de todo el mundo, de los que todo el mundo opina». «Estamos muy desnudas y hay que tener mucha fortaleza para no decaer en los momentos malos, sobre todo en un deporte individual, e intentar salir de ellos siendo positiva. Ni puedes caerte mucho en lo malo ni tampoco puedes perderte en el éxito», valoró.
La española recalcó que su «ilusión sigue intacta» para tratar de recuperar su mejor nivel. «Me gusta mucho lo que hago, sé lo que se siente al estar arriba y siempre quiero estar ahí», añadió, reconociendo que le «ilusiona volver con Conchita», con la que ya trabajó en el pasado.
«Empezamos un año de cero y como cada año tenemos las pilas cargadas e ilusión por volver a estar arriba. Conchita y yo nos conocemos desde hace muchísimo tiempo, hemos compartido momentos bonitos, también como capitana de Copa Federación. Estamos ilusionadas», reiteró.
El primer objetivo que se han planteado es «trabajar bien e ir poco a poco recuperando el nivel». «Es un proceso largo y no hay ningún secreto. Se trata de ir avanzando. El año que viene hay Grand Slams, hay Juegos Olímpicos, hay de todo, así que intentaré llegar lejos. No hay ninguno que me haga más ilusión de otro, quizá los Juegos porque son cada cuatro años», desgranó.
«Una medalla olímpica sería, uf... Ir a los Juegos es muy diferente a todo. Estás rodeada de atletas en la Villa Olímpica y se vive una sensación muy bonita. Es muy especial, se vive un espíritu muy diferente a un simple torneo de tenis. Allí son todos los deportes», recordó.
A nivel colectivo, Muguruza alabó el «increíble» triunfo del equipo masculino en la Copa Davis y subrayó que «la Copa Federación también es una competición muy bonita». «Siempre he estado encantada de jugarla. Se vive mucha tensión, pero también una complicidad muy divertida con las compañeras. Ojalá que la ganemos algún día», deseó.