Sangüesa homenajea a las últimas víctimas de ETA en Navarra

NATV
-

La localidad de Sangüesa ha acogido este jueves un homenaje a las últimas víctimas mortales de ETA en Navarra, los policías nacionales Julián Embid y Bonifacio Martín.

Ambos fueron asesinados un día como hoy a las 12:25 horas al hacer explosión una bomba lapa colocada por ETA en el vehículo en el que viajaban. Este mediodía en la Plaza de Santiago, el mismo lugar en el que se produjo el doble crimen, ha tenido lugar un acto de homenaje y recuerdo convocado por el Ayuntamiento de Sangüesa, en el que el alcalde ha dirigido unas palabras a los presentes y se ha realizado una ofrenda floral.
Embid y Martín salían de la Casa de Cultura, como hacían periódicamente, a realizar las gestiones del DNI de los vecinos de la localidad, cuando explotó la bomba, que causó además heridas de diversa consideración a seis personas, entre ellas un compañero de los fallecidos. Dieciocho años antes, el 30 de mayo de 1985, una bomba-trampa junto a un portal del casco Antiguo de Pamplona mató al policía Francisco Miguel Sánchez y al niño Alfredo Aguirre
En declaraciones a Efe, el delegado del Gobierno, José Luis Arasti, ha indicado que le hubiera gustado no tener que asistir a este acto en Sangüesa porque no hubieran muerto estos dos agentes pero la realidad es otra y "como institución tenemos que recordar y no perder de vista lo que pasó para que no se vuelva a producir".

Sangüesa homenajea a las últimas víctimas de ETA en Navarra
Sangüesa homenajea a las últimas víctimas de ETA en Navarra - Foto: NATV
Arasti se ha referido, por otra parte, al contenido que se ha conocido de las reuniones que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo con ETA según las actas de la banda terrorista, y al respecto ha señalado que "ETA se ha dedicado a asesinar y extorsionar, y por lo tanto credibilidad, ninguna"


Más fotos:

- Foto: NATV
- Foto: NATV