Arrasate: "Esperamos un Espanyol fuerte"

Gonzalo Velasco
-

El Espanyol, que jugó el jueves en la Europa League, no conoce la victoria en su estadio. Los periquitos han perdido seis de los siete partidos disputados como local. Osasuna quiere, cuanto menos, mantener los diez puntos de ventaja sobre su rival.

La presencia del portero del filial Iñaki Álvarez es una de las cuatro novedades en una citación de 19 futbolistas para visitar al Espanyol. El meta titular, Sergio Herrera, tiene unos pequeños problemas musculares que dejan en el aire su concurso: ““Ha entrenado normal pero tiene una pequeña molestia. No sabemos cómo se va a despertar ni lo que pueda sentir en el calentamiento. Nos cubrimos con esa convocatoria de Iñaki”, explicaba el entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, en la previa del partido. SI el arquero burgalés está en condiciones, será titular. Si no, Juan Pérez cubrirá el marco rojillo. Uno de los porteros será el descarte en la convocatoria.

Las otras tres novedades en la lista navarra son Oier, Nacho Vidal y Rober Ibáñez. El primero retorna tras sanción y los otros dos después de sendas lesiones. La de Ibáñez se ha prolongado dos meses: “Nacho Vidal nos da profundidad. Rober Ibáñez es un jugador que necesitamos porque es diferente, encara, desequilibra. Y Oier, más allá de lo futbolístico, ya sabéis la jerarquía que tiene”, declaraba el técnico vasco. El capitán y Vidal serán titulares. El relevo de este último en el pasado encuentro frente al Athletic, Lillo, ni siquiera viajó. Fue uno de los cinco descartes por decisión técnica. El alicantino pasa de la titularidad a quedarse en casa, al igual que Juan Villar, después de la primera derrota como local sufrida frente a los leones: “Tenemos ganas de que llegue el partido para demostrarnos a nosotros mismos que podemos ser competitivos en esta categoría”, manifestaba Arrasate. La plantilla analizaba la derrota en El Sadar intentando mejorar los errores que propiciaron los tantos del rival: ““Una cosa es jugar bien y otra es competir bien. Y no hay que cometer errores porque si no es muy difícil sumar puntos”, aclaraba el entrenador de Osasuna.

Los rojillos quieren redimirse a costa de un Espanyol que aún no ha ganado frente a su público y que, en puestos de descenso, tiene diez puntos menos que los navarros. Los periquitos afrontan el partido tras jugar Europa League el pasado jueves: “No es fácil compaginar estas dos competiciones, sobre todo cuando juegas el jueves y llegas tarde. Esperamos un Espanyol fuerte. Es verdad que en casa no tienen buenos números pero eso van a ir cambiando”, avisaba Arrasate. Osasuna espera, al menos, mantener la distancia con su rival de este domingo sumando en Cornellá.

Arrasate, en el banquillo de El SadarArrasate, en el banquillo de El Sadar - Foto: C. A. Osasuna