Asiron y Aranzadi se culpan de la falta de Presupuestos

NATV
-

El alcalde de Pamplona ha analizado la decisión de la formación municipal de abstenerse en la votación de los presupuestos municipales. Está convencido de que había una decisión política previa de "dinamitarlos"

 El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha mostrado una "profunda decepción" por la "gravísima irresponsabilidad política" de Aranzadi que ha impedido que prosperen los Presupuestos para 2019 y con ello ha dado "una sonora bofetada" a los vecinos de Pamplona.
La abstención de Aranzadi hizo que fuera rechazado el proyecto de Presupuestos, que apoyaron EH Bildu, Geroa Bai e I-E, con el voto en contra de UPN y PSN.
Asiron, quien ha opinado que Aranzadi "no tenía ninguna intención de aprobar" el Presupuesto, sino que tenía tomada ya una decisión política al respecto, ha calificado el de ayer como un "día triste para el cambio", pero a la vez ha añadido que "hoy no es ayer" y desde hoy, desde primera hora de la mañana, están trabajando para impulsar el cambio al que no renuncian.

Asirón: “Aranzadi no tenía intención de aprobar las cuentas”
Asirón: “Aranzadi no tenía intención de aprobar las cuentas” - Foto:
De esta forma se ha pronunciado en una rueda de prensa en la que ha agradecido el esfuerzo realizado por los tres grupos que sí apoyaron el proyecto, EH Bildu, Geroa Bai e I-E, al tiempo que ha cuestionado a la candidatura de Aranzadi, a la que sitúa "fuera del cambio", por "replegarse" cuando veía posible un acuerdo.
En este sentido ha señalado que tras cinco reuniones presentaron un documento de veinte puntos que no se llegó a firmar porque Aranzadi se "replegó sobre uno de esos puntos planteando nuevas exigencias". 
De ahí que considere que "no tenía ninguna intención" de aprobar las cuentas, que piense que lo que quería era "dar una bofetada política a EH Bildu" y lo que ha conseguido es dar una "sonora bofetada" a los vecinos de la Txantrea, Milagrosa y San Jorge que se quedan sin partidas para proyectos en sus barrios.
Pero no solo a ellos, ha añadido, sino también a la igualdad, al dejar sin partida a la Casa de las Mujeres, a la movilidad, impidiendo la financiación de corredores ciclables y a colegios públicos o unidades de barrio que precisaban de las inversiones previstas.
Hasta llegar a ese momento, el alcalde ha reconocido que tuvieron lugar negociaciones "arduas, duras" para conseguir un acuerdo con los grupos que impulsaron el cambio y por eso ha agradecido el "trabajo y la generosidad" de EH Bildu, Geroa Bai e I-E que han antepuesto el "interés común al partidista".
No ha sucedido lo mismo, ha lamentado, con el grupo de Aranzadi en un proceso de negociación en el que se llegaron a atender sus demandas sobre la regulación de hoteles en el casco viejo.
Ahora, con los Presupuestos rechazados, el alcalde se pregunta si los concejales de ese grupo van a ir a los barrios a explicar su decisión. El, ha añadido, sí irá en cuanto sepan como van a paliar esta "bofetada presupuestaria".
Tras reconocer que no era fácil comparecer un día como hoy, ha querido lanzar un mensaje de "tranquilidad" a quienes en 2015 apoyaron el cambio y les ha asegurado que seguirán trabajando para construir una ciudad "más democrática, eficiente, solidaria y feminista".
En cuanto a Aranzadi, ha comentado que en estos meses que restan espera tener que negociar muchas cosas con ellos, tendrán que llegar a acuerdos porque el sector ideológico al que representa es "muy importante, otra cosa es lo que ocurrió ayer", ha concluido.