Detectan "18 irregularidades" en la gestión del Ayuntamiento

NATV
-

El informe de fiscalización elaborado por la Cámara de Comptos sobre el Ayuntamiento de Pamplona correspondiente al ejercicio de 2018 ha detectado "al menos 18 irregularidades" cometidas por el Consistorio, según el gobierno municipal actual.

Esas "irregularidades" sobre las que alerta Comptos "están vinculadas a aspectos relacionados con contratos públicos, con materia presupuestaria o con cuestiones de personal municipal, entre otros".

La concejala delegada de Gobierno Estratégico, Comercio y Turismo, Ana Elizalde, y la concejala de Servicios Generales, María Echávarri, han comparecido este martes en rueda de prensa para valorar el informe del órgano fiscalizador dado a conocer el pasado jueves 5 de diciembre.

El informe califica la situación financiera del Ayuntamiento de Pamplona a 31 de diciembre de 2018 como "estable y saneada, tal y como reflejan sus principales indicadores económicos y financieros, los cuales han mejorado respecto al ejercicio anterior".

Comptos detecta irregularidades en el Ayuntamiento de PamplonaComptos detecta irregularidades en el Ayuntamiento de Pamplona - Foto: ARCHIVO

Sin embargo, según han puesto de manifiesto las concejalas de Navarra Suma, "con independencia del aspecto presupuestario, el informe de la Cámara de Comptos recoge una relación de irregularidades, gestiones incorrectas e infracciones directas de la ley".

Por ello, conocidos los pormenores del informe, el Ayuntamiento ha elaborado un documento que "analiza y explica esas irregularidades para plasmar la relevancia que tienen o pueden tener en la futura gestión municipal".

Ese documento, según han señalado, clasifica en siete apartados esas "irregularidades": en "la relación con la forma de prestación de los servicios públicos (dos irregularidades); sobre cuestiones de personal (tres irregularidades); sobre contratos licitados por el Ayuntamiento (siete irregularidades); en materia presupuestaria (tres irregularidades); descontrol en subvenciones (una irregularidad); falta de aprobación de la ponencia de valoración (una irregularidad); y falta de control en tasas por aprovechamientos especiales de empresas explotadoras de servicios de suministros (una irregularidad)".

PRESTACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS

En concreto, sobre la prestación de servicios, Comptos se centra en la creación de la sociedad pública Operador Energético municipal y en la municipalización de servicios. Sobre el Operador Energético, señala que "se creó una sociedad pública, con una transferencia de 123.000 euros y el nombramiento de un gerente, que no puede operar al no estar inscrita en el Registro Mercantil, ya que el Ayuntamiento estaba incurso en un Plan Económico-Financiero como consecuencia de una vulneración previa de la ley".

Además, según el gobierno municipal, Comptos cuestiona "la municipalización de servicios como el SAD (Servicio de Atención Domiciliaria), por el incremento de 500.000 euros del gasto en dos años, y pide revisar si el nuevo modelo redunda en servicios más eficaces y eficientes".

En las cuestiones de personal, el órgano fiscalizador incide en tres "irregularidades". La primera, según han expuesto las ediles, trata del abono de retribuciones que exceden del marco legal con ejemplos de los 282.063 euros abonados a policías municipales en concepto de un complemento de disponibilidad no previsto en la ley (con independencia de que después sí se incluyera) o del pago de cantidades que Comptos no cuantifica en conceptos como complemento docente para policías o superación de complementos legales en la escuela taller, también ajenos a la ley".

Han afirmado, además, que "una segunda irregularidad tiene que ver con la vulneración de la tasa de reposición para la provisión de empleo público". "El Ayuntamiento y el organismo autónomo Escuelas Infantiles aprobaron una oferta pública superior, en tres y dos plazas, respectivamente, a lo que la Ley de Presupuestos Generales permite. Aparentemente para ello se crearon cinco dudosas extinciones de contratos ficticios", han declarado.

Según han expuesto, "la tercera irregularidad se basa en la aprobación de cuatro modificaciones a la plantilla orgánica de 2018 sin que figure su publicación en el BON, por lo que no se publicaron las retribuciones o las asignaciones del perfil de euskera en esas plazas modificadas".

"IRREGULARIDADES EN LOS CONTRATOS"

Por otro lado, el actual equipo de gobierno ha remarcado que en el caso de los contratos que Comptos fiscalizó del Ayuntamiento de Pamplona en 2018, "en todos ellos encontró irregularidades". Entre otros, "se fiscalizaron los contratos de reforma de la avenida de Pío XII, las obras en el colegio María Auxiliadora, el contrato de alimentación de Escuelas Infantiles o la reforma del Palacio de Redín y Cruzat".

En este sentido, han afirmado que, por ejemplo, sobre Pío XII "se destacan incumplimientos al realizar un proyecto sin tener en cuenta las opiniones del personal técnico de la Mancomunidad, del Grupo Técnico municipal de Movilidad, de colectivos o de ciudadanos, un proyecto que se modifica en un 22% (6% previsto en el pliego de licitación y otros 16% no previsto, por lo que no podía hacerse)".

Sobre las obras en el colegio María Auxiliadora, el informe de Comptos apunta que "se modificaron contratos cuando tal posibilidad no estaba contemplada en los pliegos y al tratar de justificarlo a posteriori, la intervención municipal informó de forma negativa".

En la adjudicación de la reforma del Palacio Redín y Cruzat, según han señalado, "se superó en 24 días el plazo de contratación"; en el contrato de alimentación del organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales "se adjudicaron los 240.000 euros de su importe sin ningún tipo de licitación previa"; las compras de locales realizadas en 2017 "se imputaron indebidamente a ese año en lugar de a 2018 que fue cuando se autorizó el pago a realizar"; y en un contrato menor para el suministro de un videowall para Policía Municipal "se pagó la factura superando el plazo máximo de 30 días".

En materia presupuestaria, se suman tres nuevos incumplimientos. La Cámara de Comptos aprecia irregularidades en el incremento de los gastos de funcionamiento durante 2018, en la superación de los límites presupuestarios y en el abono de precios por encima del plazo legal. En el primer asunto, Comptos señala un incremento del 6%, equivalente a 9,74 millones de euros, en los llamados gastos de funcionamiento del Ayuntamiento de Pamplona.