El colegio público Bernat Etxepare tendrá un patio nuevo

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona va a reformar el patio del colegio público Bernat Etxepare creando diferentes espacios que se adecuarán a las nuevas estrategias educativas. Este centro educativo está ubicado en la calle María Auxiliadora (Txantrea)

El colegio público Bernat Etxepare tendrá un patio nuevo - Foto: Google Maps

La Junta de Gobierno Local ha aprobado en su sesión de este lunes el proyecto y el expediente de contratación de las obras por un importe máximo de 97.322,43 euros. La actuación está incluida entre las inversiones financieramente sostenibles aprobadas por el pleno en mayo. El plazo previsto inicialmente para estos trabajos es de dos meses.

El patio actual es resultado de la reforma del colegio en el año 2010, cuando se derribaron dos centros escolares y se unificó en uno solo. De orientación sur, está construido todo él en hormigón. Únicamente cuenta con dos árboles, en uno de los extremos, plantados en alcorques de un metro cuadrado. Tiene 3.722,76 m2 de los que se 1.004,80 m2 están ocupados por una pista deportiva y el resto, 2.717,96 m2, quedan al descubierto.

El proyecto, elaborado por técnicos municipales, ha diseñado la zona más cercana al colegio como espacio de interacción entre el alumnado mediante diferente mobiliario. Transformará la parte sur en un ámbito más amable, mediante el color de la pista deportiva y la zona verde, las texturas de resinas, y el césped, y las sombras producidas por el arbolado de hoja caduca. De esta forma, el patio dejará de estar infrautilizado por la dureza del piso y el exceso de sol.

Con esta actuación se quiere transformar un gran espacio abierto en un concepto diferente en el que, por ejemplo, se ha tenido en cuenta la sociabilización del alumnado y el incorporar otros usos y no solo los deportivos. Básicamente, las nuevas zonas que se crearán serán una pista de baloncesto, una gran zona ajardinada, un nuevo acceso desde la plaza Primero de Mayo, un espacio para diferentes juegos lúdicos y un ámbito de estancia destinado a la relación social entre el alumnado. El proyecto de urbanización se completa con las instalaciones: riego, pluviales y alumbrado.

El patio contará con una nueva zona verde, orgánica y arbolada con diferentes especies sobre una superficie de 480 m2. Estará delimitada por medio de un banco-muro de hormigón elaborado in situ de 90 metros lineales. Este muro permitirá generar la zona ajardinada de un modo orgánico mediante elevación del terreno ya que le dotará de mayor capacidad de tierra vegetal al elevar la superficie. Se generará una duna de césped natural. La superficie vegetal se repoblará con árboles de diferentes especies, de mayor porte al norte para dar sombra sobre el mobiliario, y de diferentes formaciones, color y tamaño en el resto, buscando más la concepción de un bosquete que la disposición y el orden de una plaza.

El muro se ha considerado un elemento clave en la modificación del patio: conforma el espacio vegetal y se adapta a las diferentes alineaciones, permitiendo en todo momento la transición entre espacios. No es continuo en todo su perímetro, se ve interrumpido en el lado oeste, permitiendo el acceso de máquinas cortacésped que faciliten su mantenimiento. Asimismo, su geometría permite ser utilizado como banco corrido para servir de asiento al alumnado y al profesorado.

La superficie marcada como pista polideportiva descubierta se reducirá en superficie y quedará en una sola cancha de baloncesto de 475 m2 que mejorará su pavimento con uno asfáltico protegido por resinas de colores que proporcionará color al patio. El proyecto plantea mantener en su mayor parte el pavimento actual, fresando todo el perímetro de la pista en una anchura de tres metros para posteriormente pavimentar con una capa de aglomerado asfáltico.
Por otra parte, se habilitará un acceso desde la plaza Primero de Mayo, y se trabajará la transición entre espacios con un pavimento de hormigón pulido coloreado en tres tonalidades basadas en el negro.

Además, se habilitará una nueva zona destinada a diferentes juegos lúdicos mediante un pavimento de caucho continuo coloreado de 150 m2, que complementará al actual rocódromo. Por último, se creará un espacio destinado a la relación social entre el alumnado en donde se ubicará mobiliario urbano que no tendrá referencia a elementos deportivos, dejando esos componentes para zonas como el frontón, la pista deportiva y el polideportivo.