Se acabó el dar datos de un ingresado sin su autorización

NATV
-
Se acabó el dar datos de un ingresado sin su autorización

A partir de ahora, los servicios de admisión consultarán a cada paciente si permite o no informar sobre su presencia y ubicación a todas las personas que lo soliciten, tanto a familiares como al resto de visitas.

De este manera, los puntos de información de los centros hospitalarios de Navarra sólo podrán proporcionar esta información en caso de que el paciente ingresado haya dado un consentimiento expreso.

Esta nueva normativa amparada en el Reglamento General de Protección de Datos (UE) 2016/679, y en la Ley Orgánica 3/2018, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, se aplicará tanto en el Complejo Hospitalario de Navarra como en el Hospital Reina Sofía de Tudela, el Hospital Garcia Orcoyen de Estella, y el centro San Francisco Javier.

Asimismo, se llevará a cabo con todas las personas que ingresen en los diferentes centros sanitarios, salvo en situaciones excepcionales como: pacientes que ingresan en urgencias (únicamente se aplicará este procedimiento si son trasladados a planta); pacientes inconscientes; personas desaparecidas; personas fallecidas; y a solicitud de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El nuevo reglamento modifica el procedimiento seguido hasta ahora, en el que, por defecto, el centro hospitalario proporcionaba toda la información salvo en los casos de oposición o negativa del paciente que debía realizar, en tal caso, la advertencia por escrito.