Más de 3.000 consultas sobre comunidades de vecinos

NATV
-

Irache recibe durante 2019 consultas del tipo obras en el edificio, mayorías necesarias o problemas entre vecinos, como las cuestiones más repetidas

Más de 3.000 consultas sobre comunidades de vecinos - Foto: NATV

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache recibió el pasado año más de 3.000 consultas sobre comunidades de vecinos. Las cuestiones planteadas de forma más habitual están relacionadas con las mayorías necesarias para hacer obras, pagos para realizar reformas o cómo actuar ante problemas con los vecinos.

Un buen número de las consultas tienen que ver con qué hacer ante una reforma en el edificio, si la obra es obligatoria y todos tienen que pagar o si hay que plantearla y votarla en una junta de vecinos. Cuestiones que en muchos casos se refieren a poner rampa, ascensor u otro dispositivo mecánico para hacer el portal más accesible. "Si lo solicita una persona mayor de setenta años o alguien con discapacidad, todos los vecinos tendrán que pagar siempre que el importe a pagar no exceda de doce mensualidades de gastos comunes. Si el gasto es mayor, tendrá que aprobar la obra la mayoría de vecinos", ha explicado la asociación en una nota.

Otras veces se refiere a una mejora estética o a arreglar el tejado. En principio, los vecinos estarán obligados a pagar los trabajos necesarios para que el inmueble conserve los requisitos básicos de "seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal" en un estado adecuado de "conservación, habitabilidad y seguridad", ha indicado.

También hay consultas sobre los pasos a dar, permisos y ayudas con las que se puede contar a la hora de realizar reformas de mayor eficiencia energética, tanto en viviendas particulares como en el edificio comunitario.

En otros casos, se dan consultas de propietarios de locales bajos, en ocasiones establecimientos comerciales, que "consideran que no tienen que pagar los gastos de la comunidad de vecinos". "En principio, cualquier local, incluidos los locales bajos, deben pagar en función de la cuota de participación que tengan en la comunidad", ha apuntado.

También ha habido casos por desacuerdos por parte de propietarios de plaza de garaje que no tienen vivienda en el edificio. Los problemas han sido por el pago de algunas cuotas o porque no le permitían el acceso al garaje a través del portal de vecinos.

Otros casos se refieren a la posibilidad de hacer reformas o introducir elementos que afectan a la fachada del edificio. Es decir, vecinos que quieren saber si pueden cerrar su terraza, poner un toldo o colocar un aparato de aire acondicionado. "Al ser la fachada un elemento común, cualquier modificación debería ser aprobada por todos los vecinos", ha explicado Irache.

Otro tipo de consultas se deben a molestias por ruido o por la presencia de animales o sobre qué se puede hacer cuando algún otro vecino lleva un tiempo sin pagar sus cuotas.