Chivite espera que las relaciones con el Estado sean fluidas

NATV
-

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha destacado que el Ejecutivo central y el foral "están por convivir" y ha esperado que entre ambas administraciones haya unas relaciones "fluidas, proactivas y constructivas".

Chivite espera que las relaciones con el Estado sean fluidas

En contestación a una pregunta del parlamentario socialista Ramón Alzórriz en el pleno del Parlamento, Chivite ha hecho una valoración positiva del nuevo Ejecutivo central porque "ya era urgente tener un Gobierno de España con plenas facultades y porque España necesitaba un Gobierno de progreso que aborde los retos que tenemos con una firme apuesta por la convivencia y la diversidad territorial". Un Gobierno, ha resaltado, "alineado con Navarra porque compartimos la mayoría de las prioridades", lo que "ayudará en la gestión diaria".

Para la presidenta del Gobierno de Navarra, el diálogo "tiene que ser la herramienta fundamental y básica" y ha criticado que "vivimos tiempos en los que algunos partidos quieren retroceder en derechos" y "cuestionan realidades" en torno a la violencia de genero, los colectivos LGTBI e inmigrantes, y "quieren cambiar el modelo territorial porque entienden España desde una mirada estrecha y son incapaces de reconocer que la riqueza de esta país reside en gran medida a su pluralidad".

Ha censurado a las formaciones que se ven con "licencia de repartir legitimidades cuando la legitimidad la dan las urnas" y que "alimentan un clima tóxico como el que vivimos en este Parlamento, porque prefieren los insultos a la educación y el respeto". En este sentido, Chivite ha recalcado que ni ella ni su Gobierno "va a estar en el enfrentamiento y la crispación".

Ha afirmado que "UPN y HB negociaron los Presupuestos de Navarra en 1993" y ha reprochado que "si se sienta la izquierda cuando ETA no existe y no mata, es una traición a Navarra y para España". "Lecciones ninguna, porque si alguien ha luchado por la libertad y la democracia en este país es la izquierda", ha subrayado.

En esta misma línea, Ramón Alzórriz ha destacado que se ha abierto una "nueva etapa" y ha resaltado que "se acabó el bloqueo de la derecha de Colón en nuestro país", que "ha estado permanentemente calumniando, mintiendo y amenazando". Ha defendido que el Ejecutivo central "ha iniciado la senda progresista que también necesita nuestra comunidad y la sociedad española". "Un camino que fomenta el dialogo entre diferentes" y que "tiene como prioridad la convivencia".

El socialista ha afirmado que "dejamos atrás un periodo de conflicto permanente al que nos quiere llevar la derecha y de manoseo de las víctimas permanente". Un periodo "centrado en sacar unos presupuestos sociales adelante que se centren en las prioridades de la gente, que atajen el empleo precario y destierren las políticas del PP, y apuntaladas por UPN, que recortaron derechos y libertades en nuestro país".