Al gerente de Osasuna le parecieron "extrañas" las facturas

NATV
-

El gerente del Club Atlético Osasuna, Ángel Ardanaz, ha afirmado que el exgerente Ángel Vizcay entregó en el verano de 2014 unas facturas para justificar la salida de 1,4 millones de euros del club que le parecieron "extrañas".

Al gerente de Osasuna le parecieron "extrañas" las facturas - Foto: Villar López

Se trataría de las facturas a nombre de la empresa Flefield, con sede en Madeira. "Me sorprendió que se pagaran por caja", ha afirmado Ardanaz, que declara este lunes como testigo en el juicio del caso Osasuna.

Ardanaz, que llegó al club como director financiero, ha explicado que, tras la entrada de la junta gestora una vez dimitida la directiva de Miguel Archanco, se detectó un descuadre de 1,4 millones de euros. "O bien falta el dinero o bien faltan justificantes", ha señalado.

Ángel Ardanaz ha afirmado que en paralelo el auditor empezó a realizar su trabajo sobre las cuentas del club y citó a la junta gestora para una reunión a la que también asistieron Ángel Vizcay y el contable Tomás López. "El auditor duda de la continuidad del club, quiere mantener una reunión con la junta gestora para que le dé una solución a la situación del club, teníamos una deuda de 50 millones y en Segunda Divisón era muy difícil de pagar, y tenía dudas de que pudiéramos seguir adelante. El tema principal fue si Osasuna, para poder continuar sus operaciones, tenía que hacer un concurso de acreedores o bien entregar los bienes en pago", ha dicho.

Al gerente de Osasuna le parecieron Al gerente de Osasuna le parecieron "extrañas" las facturas - Foto: ARCHIVO

En la misma reunión, el auditor también informó del descuadre de 1,4 millones de euros y los miembros de la junta gestora pidieron al auditor que saliera de la reunión.

"La junta gestora pregunta qué es lo que ocurre con ese descuadre. No sabía yo a qué se había utilizado ese dinero. Vizcay intenta explicar lo que pasaba con la caja y el señor Ibero -miembro de la gestora- le dice que lo solucione, que no quiere saber qué ha pasado, porque la gestora ha llegado a finales de junio, y que no explique nada sino que lo solucione. La reunión duró cinco minutos. Entraron los auditores y se les dijo que se iba a solucionar el problema", ha afirmado.

Posteriormente, el contable Tomás López le dijo que Vizcay que le había entregado unas facturas para justificar el descuadre y que le había dado una orden de contabilización de esas facturas. Se trataría de facturas a nombre de la sociedad Flefield, con sede en Madeira.

Ángel Ardanaz ha reconocido que le sorprendió que un descuadre de 1,4 millones recibiera soporte con facturas y contrato en cinco o seis días. No obstante, ha dicho que no le preguntó nada a Vizcay. "Vizcay llevaba 25 años en el club y yo estoy recién llegado", ha dicho.

Por otro lado, Ángel Ardanaz ha explicado que, a petición de Vizcay, firmó una salida de 125.000 euros del club porque, según le explicó, "había que hacer una salida de dinero para devolver un préstamo que había hecho una persona al club", en concreto, un cuñado del exdirectivo de Osasuna José Manuel Purroy.

También ha señalado que nada más llegar la gestora al club, se tuvo que afrontar una denuncia de los jugadores por impagos. "Durante el mes de julio nos tenemos que volcar en evitar que el 31 de julio los jugadores mantuviera la denuncia, porque hubiera supuesto el descenso del club", ha señalado.

Según Ángel Ardanaz, cuando llegaron al club "nos encontramos un atasco tremendo en el tema de contabilidad".