Dulces, roscos y cientos de pamploneses cumplen con San Blás

NATV
-

Los dulces y los roscos han tomado este lunes la plaza de San Nicolás y las calles aledañas en el tradicional mercadillo del día de San Blas, una jornada que se ha completado con una procesión a la mañana y finalizará con una soka dantza.

Dulces, roscos y cientos de pamploneses cumplen con San Blás - Foto: NATV

Los veintiún puestos que conforman en esta edición el mercadillo se han colocado desde el paseo de Sarasate hacia la calle de San Miguel, rodeando los porches de la Iglesia de San Nicolás y en la propia plaza del mismo nombre.

Roscos, tortas de txantxigorri, rosquillas, pastas o chupetes de caramelos para los más pequeños, son algunas de las delicias que se han podido ver este 3 de febrero en los puestos callejeros, eso sí, todos ellos sin nata ni crema pastelera, puesto que por motivos de seguridad e higiene, la venta de este tipo de productos está prohibido.

A las 9:50 el mercado se ha paralizado al son de las campanas de la iglesia de San Nicolás, que repicaban anunciando el comienzo de la procesión y la posterior misa, a las que ha acudido el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, junto a miembros de la corporación municipal.

El punto final de la jornada correrá a cargo del grupo municipal de danzas Duguna-Iruñeko Dantzariak, que interpretará la soka dantza en el rincón de San Nicolás, una coreografía tradicional emparentada con las danzas en cadena, branles y farandoles que se bailan en el sureste de Europa desde finales de la Edad Media.

La evolución regional ha dado lugar a tradiciones coreográficas locales como esta soka-dantza, que se ha bailado en Navarra y el País Vasco desde el siglo XVI. En Pamplona sólo hay posibilidad de contemplar esta danza en dos ocasiones al año. Una, ahora en San Blas, y otra por la festividad de San Juan.