Osasuna no se confía ante el Haro en Copa y ensaya penaltis

Gonzalo Velasco
-

Los rojillos se ejercitarán este viernes en un campo de hierba artificial y, posteriormente, se concentrarán en la víspera del encuentro en Miranda de Ebro.

Osasuna no quiere ser el Alavés de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey con equipos de Primera. Los babazorros quedaron apeados en un formato que propicia sorpresas.  Es por ello que los rojillos no se fían del Haro. Un equipo al que conocen bien pues se ha enfrentado a su filial esta misma campaña ya que pertenecen al mismo grupo, el segundo, de Segunda B. En El Mazo, será el turno para los menos habituales: “La Copa hace que los jugadores que no estamos participando tanto podamos tener estímulos competitivos, adquirir nivel e igualar a los que están participando más. Al margen de ser una competición preciosa, es un estímulo para nosotros en cuanto a mejorar nuestro rendimiento”, explicaba Íñigo Pérez tras la sesión de este jueves.

El navarro es uno de esos jugadores con pocos minutos en Liga y que tiene en la Copa del Rey su refugio. Lo que no está claro es si participará como centrocampista, su posición natural, o de lateral izquierdo: “Me gusta la polivalencia. Es un reto para un jugador. Cualquiera de las que me designe, en el caso de que juegue, intentaré aportar”, afirmaba el navarro. La sanción liguera de Estupiñán podría hacer que el ecuatoriano, único futbolista que ha intervenido en todos los encuentros de Liga, jugase en Copa. Sin embargo, la baja de su relevo, el recién llegado Lato, obligará a Arrasate a echar mano, previsiblemente, de Íñigo Pérez en dicha demarcación con lo que el partido copero podría ser un ensayo ante la reanudación de la competición doméstica regular frente al Valladolid del próximo 18.

Osasuna inició 2020 con un empate en Vigo que le permitió mantener una cómoda renta de nueve puntos con respecto al descenso al término de la primera vuelta. No obstante, los rojillos llevan cuatro partidos ligueros sin ganar: “Las dinámicas se cortan por este parón y hay que reengancharse en ese ritmo. Somos conscientes de que enero nos va a marcar la temporada”, manifestaba Pérez.

Osasuna no se confía ante el Haro en Copa y ensaya penaltisOsasuna no se confía ante el Haro en Copa y ensaya penaltis - Foto: NATV

La última victoria liguera corresponde a la jornada 15 cuando Osasuna asaltó el campo del colista Espanyol por 2-4. Un conjunto periquito que se hacía con los servicios de un deseado, también en Pamplona, Raúl de Tomás por veinte millones de euros, más variables, y un contrato de cinco años con unas cifras inalcanzables para los rojillos: “Entras en un periodo de máxima tensión. El Espanyol está abajo. A priori tenía un equipo que no era para estar en la situación en la que se encuentra ahora y llega un momento en el que tienes que reaccionar. Lo hace de este modo. Todo es respetable”, expresaba el chantreano. En la presentación de Lato, el director deportivo de Osasuna, Braulio Vázquez, admitía su perplejidad por las cifras que se estaban barajando por parte de los rivales directos en este mercado invernal. El fichaje del Espanyol confirma sus sensaciones.