Johnson se convierte en primer ministro del Reino Unido

Agencias
-

El conservador acepta formalmente el encargo de la reina y es investido como sustituto de Theresa May, entre promesas de conseguir un Brexit "sin peros ni condiciones". El nombramiento llega en mitad de una ola de dimisiones en la formación 'tory'

Johnson se convierte en el primer ministro del Reino Unido - Foto: HANNAH MCKAY

Boris Johnson se ha convertido este miércoles en primer ministro del Reino Unido, tras haber sido elegido el martes sucesor de Theresa May por los afiliados del Partido Conservador (92.000, de un total de casi 160.000) con un 66 por ciento de los votos, frente al 34 por ciento de su rival, Jeremy Hunt. "La reina ha recibido a Boris Johnson en una audiencia esta tarde y le ha pedido que forme un nuevo Gobierno", ha anunciado el Palacio de Buckingham en un escueto comunicado.
Tras ser investido por la reina, que solo tiene un papel simbólico en una monarquía parlamentaria, Johnson se dirigió a su nueva residencia oficial, el número 10 de Downing Street, para pronunciar un discurso inaugural y empezar a designar su gabinete de ministros.
Frente a su nuevo hogar, ha ratificado su promesa de que "Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 31 de octubre sin peros ni condiciones", para dejar atrás "tres años en los que este país se ha convertido en rehén de las viejas discusiones de 2016", en alusión al referéndum sobre la pertenencia del país al bloque comunitario."Rindo tributo a la fuerza y paciencia de mi predecesora y a su profundo sentido del servicio público pero, a pesar de todos sus esfuerzos, ha quedado claro que hay pesimistas en casa y en el extranjero que piensan que después de tres años de indecisión (...) somos incapaces de honrar el mandato democrático", ha señalado. "Los agoreros se equivocan", ha aseverado, subrayando que no solo habrá Brexit, sino que Reino Unido se irá de la UE con "un nuevo acuerdo, un acuerdo mejor" que permita a al país "maximizar sus oportunidades" en este nuevo escenario y al mismo tiempo "desarrollar una nueva y emocionante alianza con el resto de Europa basada en el libre comercio y el apoyo mutuo". 
Johnson se ha mostrado tan optimista que ha augurado que, aunque tiene 99 días para conseguirlo, no va a esperar tanto "porque el pueblo británico lleva demasiado tiempo esperando". "Ha llegado la hora de actuar, de tomar decisiones, de ejercer un liderazgo fuerte y de cambiar este país para mejor", ha sentenciado. 
Johnson se convierte así en el decimocuarto primer ministro que gobierna el Reino Unido durante el reinado de Isabel II, de 93 años, que comenzó su reinado en 1952, cuando era jefe del Ejecutivo el también conservador Winston Churchill.

 

Ola de dimisiones

Destacados miembros del Gobierno de Theresa May, entre ellos el titular de Finanzas, Philip Hammond, han dimitido en el Partido Laborista, en una muestra de los obstáculos que tendrá que superar para cumplir su promesa de hacer realidad el Brexit. 
Johnson es una figura tan popular como polémica y aunque la campaña para las elecciones primarias ha transcurrido sin altibajos, una vez se ha confirmado como sucesor de May, algunos conservadores han dejado claro que no quieren formar parte de su Administración. Así, en los últimos días han dimitido cargos menores del Gabinete, a los que este miércoles se han sumado destacados ministros. 
Hammond ha difundido una carta en la que anuncia su renuncia in extremis, destacando los progresos conseguidos con May en cuanto a la "reconstrucción de las finanzas públicas" y advirtiendo a Johnson de que solo podrá tener "capacidad de elección" sobre el gasto y el ahorro si hay un Brexit pactado. 
El jefe de Gabinete de May, David Lidington, también ha anunciado que "después de 20 años en primera línea es el momento adecuado para seguir avanzando" para "poder hablar libremente". "Haré todo lo que pueda para ayudar al nuevo Gobierno a conseguir un acuerdo que permita una salida ordenada de la UE", ha apostillado en Twitter. 
Rory Stewart, uno de los que rivalizó con Johnson por el liderazgo tory, también ha renunciado como ministro de Desarrollo Internacional. Su compañero de Justicia, David Gauke, ha anunciado igualmente su baja: "Dada la firme postura de Boris de abandonar la UE el 31 de octubre a toda costa, no quiero servir en su Gobierno". 
Por su parte, el Partido Laborista ha avanzando que presentará una moción de censura contra Johnson. "Lo haremos cuando creamos que es el mejor momento para que tenga éxito y eso dependerá de las circunstancias", ha dicho una portavoz opositora.