Al exauditor no le extrañó la salida de 900.000 euros

NATV
-

Afirma que Archanco le explicó que estaban en "un proceso de venta de terrenos y que los agentes gestionaban esa posible venta"

El exauditor de Osasuna Adolfo Suárez ha señalado que no le extrañó que el club justificara la salida de caja de 900.000 euros en la temporada 2012-2013 como "un pago a cuenta de un trabajo que estaban llevando a cabo unos agentes inmobiliarios para la venta de terrenos en Tajonar y El Sadar" por las explicaciones que, según ha dicho, recibió del expresidente Miguel Archanco.

Según ha expuesto Suárez, que este miércoles ha comparecido como testigo en el juicio por el caso Osasuna, en ningún momento le dijeron que el dinero iba para primas y ha manifestado que ni se le "ocurrió" pensar en esta posibilidad.

Adolfo Suárez, que ha realizado auditorías externas para Osasuna de 2004 a 2014, durante la Junta Directiva de Pachi Izco y de Miguel Archanco, ha explicado que en la temporada 2012-2013 en las cuentas había "una salida de caja de 900.000 euros" y que les entregaron un recibí, no recuerda quién, en el cual se señalaba que era "un pago a cuenta de un trabajo que estaban llevando a cabo unos agentes inmobiliarios para la venta de terrenos en Tajonar y El Sadar".

Al exauditor no le extrañó la salida de 900.000 eurosAl exauditor no le extrañó la salida de 900.000 euros - Foto: Villar López

El exauditor, que está imputado en la pieza B en la que se investiga la extracción de dinero de las cuentas del club bajo el mandato de Pachi Izco, ha contado que cuando ese documento llegó a su poder se desplazó a las oficinas de Osasuna y habló con el entonces presidente, Miguel Archanco.

Y ha declarado que éste le explicó que "estaban en un proceso de venta de terrenos por importe entre 20 y 30 millones de euros y que estos eran unos agentes que estaban gestionando esta posible venta". Archanco, por su parte, niega que se produjera esta reunión.

"Me dio unas explicaciones y no me extrañó porque días antes había salido en la prensa que Osasuna estaba intentando enajenar bienes para hacer eso. No me extrañó, si unos señores estaban interviniendo, pues ya está", ha declarado Suárez.

Según ha expuesto, el documento que le entregaron y las explicaciones de Archanco fueron "suficientes". Y ha detallado que "puesto que era un gasto de unos profesionales" les dijo que lo llevaran al apartado de gasto, en vez de en inmovilizado.

Sobre el préstamo de 600.000 euros de un particular (el cuñado del exdirectivo Purroy), ha afirmado que no le consta que se hubiera incluido en las cuentas y ha afirmado que es un tema del que se ha enterado ahora.

Respecto a la temporada 2013-2014, el exauditor de Osasuna ha explicado que "faltaba justificación documental de 1,4 millones" y que pidieron documentación al respecto. "Estuvimos venga que pedir el soporte documental después de finalizar el trabajo de campo, pedimos justificación a Tomás López y Ángel Ardanaz. No sé si le pide a alguien más", ha señalado.

Ha comentado que les trasladó que "no les iba a dar el borrador de auditoría si previamente no le justificaban y que, si no, se vería obligado a "denegar la opinión" del informe. Ha señalado que una tarde la Junta Gestora le llamó para reunirse con él y que, en el encuentro, le preguntaron "por qué les iban a denegar la opinión". "Entonces nos dijeron que saliéramos, creo que el presidente (Javier Zabaleta)", ha contado.

Según su relato, diez minutos más tarde "nos llamaron a entrar y nos dijeron que al día siguiente iba a estar todo justificado". Ha señalado que entonces les entregaron unas facturas y también les enviaron un contrato por correo electrónico.

"Hablamos con los miembros de la Gestora y les dijimos que estaban justificando algo de cuando ellos no estaban. Me manifestaron que era verdad todo", ha indicado, para explicar que a la vista de esta situación y lo ocurrido en la reunión, les pidió que firmaran una carta de manifestaciones para que de forma específica constaran los movimientos.

OTROS AUDITORES

También ha comparecido como testigo Santiago Illa, trabajador en esos años de la empresa auditora de Adolfo Suárez que se encargaba del trabajo de campo, quien también ha explicado que en la temporada 2012-2013 para justificar una salida de caja de 900.000 euros llegó un recibí firmado por dos agentes. Sobre si consideró que esto era suficiente, ha señalado que él hace "lo que le dicen".

Respecto a la siguiente temporada, ha explicado que había una salida de caja "escandalosa" de 1,4 millones y, respecto a la reunión con la Gestora, ha manifestado que la "voz cantante" la llevó Zabaleta y que a los días les llegaron tres fracturas de Flefield para justificarlo, que no les parecieron "suficientes". Entonces, remitieron un contrato.

El también trabajador de la empresa Daniel Maeztu ha contado los contactos que mantuvieron con Osasuna para justificar la salida de dinero de 900.000 euros y ha indicado que le pidieron esta justificación a Tomás López, Ángel Vizcay y Sancho Bandrés. Ha manifestado que el recibí que se remitió necesitaba una "mayor explicación" y que, por ello, Adolfo Suárez se reunió con Archanco.

En relación a la siguiente temporada, también ha declarado que no sabe quién llevó a la empresa auditora las facturas de Flefield y el contrato que daba soporte a esas facturas.