Una placa en su casa natal recuerda al Iruña'ko Astondoa

NATV
-

El Ayuntamiento de Pamplona ha colocado este jueves una placa en honor a Iñaki Astondoa, vocalista de los Iruña'ko fallecido el pasado febrero en Nueva York.

La placa, con la leyenda en castellano y euskera 'En esta casa nació y vivió el insigne músico de Los Iruña'ko Iñaki Astondoa (12/09/1936-13/02/2019)' ha sido colocada en la calle San Francisco, 32.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, junto con la viuda del músico, Willie Vázquez, han presidido un acto en el que estaban presentes otros miembros de la corporación, así como Kike Los Arcos, último integrante vivo del grupo y amigos y familiares de Astondoa.

Este cantante con tesitura de barítono se unió a Los Iruña'ko en el 58 y, tras casarse en EEUU cuando acabó la gira americana (1964), fijó allí su residencia. Tenía entonces 25 años. La última actuación conjunta de este quinteto, años después de su disolución formal el 1 de febrero de 1965, tuvo lugar en el Teatro Gayarre el 28 de noviembre de 2003. Astondoa hoy hubiera cumplido 83 años.

Una placa en su casa natal recuerda al Iruña'ko Astondoa
Una placa en su casa natal recuerda al Iruña'ko Astondoa - Foto: NATV

En el acto se ha podido asistir a la interpretación musical de la jota 'Que hizo a San Fermín llorar' por parte de Jokin Zabalza (hijo del Iruña'ko también fallecido Joaquín Zabalza) acompañado por Roberto Elizalde y la jotera Maricruz Corral (la jota).

Este reconocimiento de la ciudad a una persona que encarnó internacionalmente la imagen Pamplona se viene a unir al ya rendido por el Ayuntamiento en el año 2011 a otros dos componentes fallecidos de la misma formación musical: Joaquín Zabalza y Alberto Huarte. En su caso la placa, con la misma leyenda que la de hoy, es visible en la fachada del edificio de calle Mayor, 54.

El Ayuntamiento ha señalado que la ciudad debe a Los Iruña'ko el haber grabado por primera vez las partituras asociadas con los Sanfermines y las peñas de la ciudad, inmortalizándolas. Ellos popularizaron durante casi una década la música de Pamplona obteniendo un gran éxito, incluso en Estados Unidos, ha añadido.

- Foto: NATV

El quinteto protagonizó allí una gira de cuatro años a principios de los años 60 en la que compartieron escenarios con formaciones como Los Platters o Los cinco latinos, o intérpretes como Lucho Gatica o Frank Sinatra.

UN CASCO VIEJO 'DE HONOR'

La de San Francisco, 32 es la novena placa vertical en homenaje nominativo a vecinos ilustres colocada en una fachada, en general identificando espacios donde nacieron o vivieron. Todas ellas están colocadas en el Casco Antiguo y reconocen la contribución a la ciudad de ocho hombres y una mujer. En su mayoría (5) son personas relacionadas con el mundo de la música, aunque hay también dos escritores, un pintor y un cineasta. La placa más antigua fue instalada en 1893 en la calle San Nicolás (números 19-21) identificando la casa donde nació el violinista y compositor Pablo Sarasate y Navascués.

Habría que esperar 107 años, hasta 2000, para instalar la segunda de ellas: en Navarrería, 25, lugar de nacimiento del pintor Javier Ciga (1877/1960). Dos años después en la fachada del actual INAP (calle Navarrería) se colocó una tercera placa, en este caso recordando -no a un vecino- sino a un visitante: el escritor Pío Baroja, alumno del 'Colegio Huarte'. El 11 de abril de 2005, en la Cuesta de Santo Domingo quedaba memoria del nacimiento el maestro Manuel Turrillas, músico y compositor y en el año 2006 el reconocimiento se le hacía en el Rincón de la Aduana al cineasta Antonio Ruiz (1926/2003).

En 2008 el número 7 de la calle Mañueta quedaba identificado como la casa natal del guitarrista Sabicas y, en octubre de 2011 se señalizaba el edificio donde vivieron de Joaquín Zabalza y Alberto Huarte, miembros de Los Iruña'ko como Iñaki Astondoa (calle Mayor, 54). La anterior a la fijada hoy se colocó el 9 de octubre de 2018. En ella se homenajeaba a la primera mujer de esta lista, la escritora Carmen Baroja y Nesi, por compromiso con los derechos de las mujeres en la Generación del 98 y su contribución al mundo de la cultura.