Aprobadas las normas para pescar en Navarra en 2019

NATV
-
Aprobadas las normas para pescar en Navarra en 2019

El objeto de esta normativa es regular un aprovechamiento ordenado de los recursos piscícolas, y adoptar medidas de control efectivo de las poblaciones de especies invasoras mediante la captura y, en su caso, eliminación de los ejemplares capturados.

TRUCHA

Para la pesca de trucha, los permisos disponibles para la temporada 2019 descienden respecto a los de la temporada anterior, 12.947 frente a los 17.271 del año 2018, y las cuencas y modalidades de pesca se mantienen sin cambios respecto a 2017. El descenso de permisos se debe principalmente a las cuencas del Bidasoa y Ega-Urederrra, que no es compensado por el ligero aumento de los permisos en las cuencas de Arakil-Larraun, Arga-Ulzama e Irati-Erro.

El descenso del número de permisos es debido, en gran parte, a los malos alevinajes registrados en las campañas de muestreos realizados en 2017, y son llevados a cabo por Guarderío Forestal. Los muestreos realizados en 2018 "tampoco han resultado prometedores y, por tanto, las poblaciones se verán mermadas para la próxima temporada de pesca".

El número de permisos por pescador se mantiene como el año pasado. Así, el número de permisos de pesca de trucha a los que podrá optar cada persona de cara a la nueva temporada 2019 será de 12, con un máximo de 5 permisos en la modalidad extractiva. En cada jornada extractiva se mantiene el cupo máximo de 2 truchas por persona, y la talla mínima se queda en los 23 centímetros.

Además, se mantiene la posibilidad de prolongar la temporada, sólo para la modalidad de captura y suelta, añadiendo 15 días más para pescar si lo permite el caudal y la temperatura, tal y como se realizó en 2018. Para dicho período cada pescador podría disponer de un máximo de 3 permisos (independientemente de que haya agotado o no los permisos disponible en la temporada). Una medida que permitirá complementar esta actividad deportiva con la actividad turística y de vacaciones.

Por otra parte, se incluyen dos nuevo vedados en el embalse de Domiko y Endara/San Antón.

En cuanto a la Región Salmonícola Mixta, la temporada se mantiene como el año pasado.

SALMÓN

Se mantiene el sistema de permisos para la pesca del salmón, con un cupo máximo para la temporada de 60 salmones.

La temporada hábil comienza el segundo domingo de abril (14 de abril) y se establece una veda temporal entre los días 27 de mayo y 13 de junio (ambos inclusive), de forma que la temporada tiene el mismo número de días hábiles para la pesca del salmón. Por otro lado se elimina la prohibición de pesca de las Nazas cuando las condiciones de caudal no sean las adecuadas.

Como principal novedad destaca que los salmones pescados podrán ser donados vivos al Departamento para que formen parte del plantel de reproductores de la piscifactoría o para realizar estudios de radioseguimiento, englobado a través del programa 'Apadrina un salmón'.

REGIÓN CIPRINÍCOLA

El principal cambio de la pesca respecto a la Región Ciprinícola es la opción del pescador que capture algún ejemplar de carpa, dejando la decisión de sacrificar los ejemplares de carpa sus manos del pescador. El año pasado el sacrificio era obligatorio, al igual que el resto de especies exóticas invasoras que mantienen esa condición de sacrificio obligatorio.

Por otro lado, se reduce el número de cañas por persona, pasando de las 3 del año pasado a las 2 para la presente campaña.

Asimismo, se está preparando un sistema de permisos para los escenarios del Región Ciprinícola que se espera que entre a funcionar a principios de diciembre.