Permiso de paternidad de 17 semanas para los funcionarios

NATV
-
Permiso de paternidad de 17 semanas para los funcionarios

El Parlamento ha aprobado una proposición de ley para ampliar los permisos de paternidad en los empleados públicos en Navarra de forma que se igualen a los de maternidad, sean intransferibles y puedan ser disfrutados de manera alternativa.

La norma, aprobadada con los votos a favor de UPN, Podemos-Ahal Dugu-Orain Bai, PSN, PPN e I-E y las abstenciones de Geroa Bai y EH Bildu, permite que se igualen los permisos de paternidad a los de maternidad entre los funcionarios. La Ley Foral impulsada por el PSN tiene por objeto “avanzar en el establecimiento de medidas legales en materia de conciliación y corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral para, ampliando el permiso de paternidad hasta 12 semanas más, convertir a Navarra en una Administración pionera y ejemplarizante en materia de igualdad”.

En concreto, se prevé que, una vez agotado el permiso de paternidad por nacimiento, adopción y guarda con fines de adopción o acogimiento (5 semanas), el personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarra disponga de una licencia adicional retribuida con una duración que, sumada a la del permiso anterior, regulado en la legislación estatal, “alcance las 17 semanas o las que corresponda en caso de discapacidad del hija/o y por cada hija/o a partir del segundo en caso de parto, adopción o acogimiento múltiples”.

Dicho permiso, cuya entrada en vigor se prevé a partir del 1 de enero de 2019, conllevará una remuneración del 100% de las retribuciones del empleado, será intransferible al otro progenitor y podrá disfrutarse de forma ininterrumpida o de modo fraccionado, en este último caso dentro de los 12 meses siguientes al nacimiento, adopción o acogimiento.

La autorización para el disfrute de este permiso adicional, al que podrán acogerse aquellos progenitores cuyo hijo/a haya nacido en el año inmediatamente anterior, deberá solicitarse antes de la finalización del permiso en vigor de cinco semanas y su implantación será progresiva: 4 semanas para nacimiento, guardas con fines de adopción, acogimientos o adopciones habidos en el año 2018, 8 en 2019 y 12 en 2020.

Entre las medidas contempladas para, en función de la compatibilidad con la adecuada prestación de servicios, propiciar su implantación en las Administraciones Públicas de Navarra se encuentran la introducción del teletrabajo, la racionalización de horarios (jornada hasta las 18:00) y la desconexión digital y de atención a las tareas propias del puesto de trabajo durante el tiempo de descanso. En todos los casos de reducción de jornada, se procurará especialmente la adaptación de horarios y días de asistencia a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.