Dos catedráticos optarán a ser el próximo rector de la UPNA

NATV
-
Dos catedráticos optarán a ser el próximo rector de la UPNA

Finalizado el plazo para la presentación de las candidaturas, dos catedráticos optarán finalmente a las elecciones al rectorado de la Universidad Pública de Navarra, Ramón Gonzalo y María José Beriáin.

Así lo ha confirmado el rector saliente, Alfonso Carlosena, quien preguntado al respecto ha definido a ambos como "dos grandes universitarios", aunque ha eludido posicionarse al respecto, "aunque mis preferencias están claras", ha reconocido.
Se refería sin citarlo a la candidatura de Ramón Gonzalo, quien ha sido su vicerrector de Investigación en los cuatro años del mandato del actual rector, mientras que la otra candidata es Beriáin, catedrática del Departamento de Agronomía, Biotecnología y Alimentación.
Por otro lado, preguntado sobre la docencia del grado de Medicina para el próximo curso en la UPNA, Carlosena ha señalado que no hay novedades y se continúa a la espera de que la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) de luz verde a la implantación de estos estudios en el centro, que se espera se pueda comenzar a impartir ya en el curso 2019-20.
"Esperamos que en el mes de mayo dirán algo", ha señalado para considerar que "mientras haya plazo suficiente para hacer la matrículas estamos bien. Si la respuesta se produce en el mes de mayo, estamos bien para poder ponerlo en marcha para el curso que viene", ha insistido.
A preguntas de los periodistas Carlosena ha reiterado las razones para su renuncia tras cuatro años como rector, en su creencia de que "las segundas legislaturas nunca son menores que las primeras" y de que llegó al rectorado con la idea de intentar en una única legislatura "transformar muchísimas cosas, y creo que el proyecto se ha cumplido".
"Creo que puedo dejar la universidad tranquila", ha dicho para añadir otra "razón de peso" para su marcha, como es que lleva "muchos años" en tareas de gestión de la UPNA, 12 en total como rector y vicerrector, y cree que debe volver a su labor de docencia e investigación.
En cuanto a alguna carencia o tarea que le haya faltado cumplir, ha reiterado que "todo está hecho" en lo que era su proyecto injicial, aunque sí que le hubiera "gustado haber avanzado más en la mejora y transformación de la propia administración".
Considera que en la estructura académica de la UPNA se han hecho cambios, especialmente la reestructuración de los departamos, en lo que ha animado a continuar, aunque "en la parte de la administración creo que hay que avanzar mucho más. Es algo complicado porque la administración es muy rígida, y los nuevos tiempos exigen cosas diferentes".
Al respecto, ha considerado que la estructura que en este área tiene la UPNA "está adaptada a un periodo que ya está superado. Hay retos, como la administración electrónica o el cambio en el modelo de biblioteca, que exigen nuevos puestos de trabajo, nuevos conocimientos y capacidades, y lógicamente hay que transformar los puestos de trabajo hacia esas nuevas necesidades".