Un bombardeo en Siria se cobra la vida de 13 civiles

SPC
-

Un ataque de las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos en el paí causa la muerte a 42 personas, entre ellas 13 civiles, en el último reducto de Estado Islámico en el este del país

Un bobardeo en Siria se cobra la vida de 13 civiles - Foto: SANA

Al menos 29 combatientes del Estado Islámico (EI) y 13 civiles han muerto en ataques de la coalición internacional contra el grupo yihadista en la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, según la organización no gubernamental Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
La ONG aseguró que las fuerzas de la alianza internacional bombardearon en las últimas horas los campos de Al Baguz y los pueblos de Al Marashida y Fuqani, en la rivera oriental del río Éufrates, en la provincia de Deir al Zur, último reducto del EI.
Detalló que siete de los civiles eran familiares de un combatiente del EI.
Señaló que un gran número de personas, que no especificó, resultaron heridas.
El Observatorio, cuya sede está en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, destacó que la cifra de muertos podría aumentar por la gravedad del estado de los heridos.
Las milicias de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza militar liderada por kurdos, mantienen desde septiembre una ofensiva para acabar con el EI en el este del país.
Tras castigar duramente las últimas resistencias yihadistas, las FSD aseguraron esta semana que han arrebatado las últimas ciudades que el EI controlaba en Deir al Zur y que los radicales ya apenas tienen el control de 15 kilómetros cuadrados en esa provincia.
El Observatorio señaló que el número de fallecidos en las filas del EI desde el pasado 10 de septiembre, cuando comenzó la ofensiva, se eleva a 1.250, mientras que los civiles alcanzan los 658.
Deir al Zur fue uno de los feudos más importantes del EI en Siria, junto a la provincia de Al Raqa.
El avance del FSD desde el norte y de las tropas del Gobierno sirio desde el oeste han colocado al grupo yihadista liderado por Abu Bakr al Bagdadi al borde de la eliminación sobre el terreno después de que autoproclamase el califato en Siria y en Irak en junio de 2014.