Veinticuatro horas sin parar de remar

NATV
-

A la una del mediodía, el Club Naútico de Navarra ha comenzado el reto de remar durante veinticuatro horas con el objetivo de conseguir que se repare la prensa de Santa Engracia

La rotura de la presa de Santa Engracia y la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de no arreglarla ha provocado el malestar de los integrantes del Club Naútico de Navarra.  Han intentado por todos los medios que se les escuche e incluso han recogido más de 6.000 firmas para hacerse oír. De momento no ha habido respuesta pero esperan que esta decisión cambie con el reto “Salvemos el Remo Navarro”.

A la 13:05 horas ha comenzado la cuenta atrás.  Por turnos, y durante 24 horas sin parar, se suben a una máquina de remo deportistas de diferentes federaciones así como voluntarios que  han querido apoyar este maratón. Y el utilizar una máquina, ha sido para simbolizar “que llevamos dieciséis meses sin poder entrenar lo que pone en peligro la existencia de la Federación de Remo en Navarra”. Según José Miguel Urra, miembro de esta entidad, “el llevar tantos meses sin poder entrenar nos va a obligar a dejar este deporte olímpico y los integrantes de Lodosa a competir con las federaciones de Aragón o La Rioja”.

El domingo, a la 13:05 terminará este reto del Club Naútico de Navarra con 50 años de historia. Sus participantes cumplirán su objetivo de nadar durante un día pero habrá que esperar si el consistorio pamplonés decide arreglar esta presa que nació con la función de servir al molino harinero en el siglo XIII.

Veinticuatro horas sin parar de remarVeinticuatro horas sin parar de remar